Estudio Santa Rita, Cosa de santería

Entrevista: Noemí Agalia // Fotos: Miguel Jiménez

151217_Dip-3_SantaRita_MaasaiMagazine

Santa Rita además de la patrona de las causas perdidas es un estudio/taller de diseño en Málaga. Palo Graglia, Manu Salinas y Rita (su galguita) forman este estudio en el que la santería tiene más presencia de la que parece. Empecemos…

¿Cómo montáis el estudio?

Manuel: Ambos estudiamos Bellas Artes y un Máster en Gestión Cultural y ya queríamos montar algo juntos. Yo me especialicé en diseño posteriormente y, por una cosa o por otra, siempre tuvimos la idea de crear un estudio de diseño. Nos gustaba mucho el diseño, pero no el funcional que hay ahora, que es todo muy digital. Yo empecé a trabajar en un estudio de publicidad y sentía que me faltaba lo que hacíamos en la facultad, algo más manual. Como Palo se especializó en grabado pensamos: “¿por qué no montar algo que una las dos partes?”

Palo: Yo por mi parte hice ilustración antes de la carrera, estuve trabajando con Paco Aguilar y más tarde hice grabado. El diseño me ha encantado y siempre se ha dicho que el diseño y arte tienen que ir separados, y nosotros decíamos “¿y por qué?”. El diseño puede ser artístico y al revés.

Manu: La idea surgió en unas jornadas de arte, en la Escuela de San Telmo, a esas jornadas vinieron Unos Tipos Duros. Yo ya los llevaba siguiendo desde hacía bastante tiempo, porque desde pequeño me gustaban las tipografías. Y a ella le gustaba estampar, entonces dijimos pues ya está: “¡Hay que montar algo así!”

Palo: Llevábamos como un año y medio mirando máquinas, por mirar simplemente. Porque decíamos: “¡ay! mira esta que bonita”. Y un día nos decidimos a arrancar el estudio y que fuera nuestra esencia.

_DSC4103_SantaRita_MaasaiMagazine

Santa Rita, se trata de cosa de santería ¿verdad?

Palo: Después de un mes buscando nombre, una mañana Manu me llama a las siete de la mañana. Me dice: “he soñado que nos llamábamos Santa Rita”, y yo pensando:” ¿pero qué dices?”. A raíz de ahí empecé a informarme sobre quién era exactamente y, al ver que era la abogada de las causas imposibles, pues pensé que nos pegaba bastante. Y desde esa misma mañana empezaron a pasarnos cosas. Por ejemplo, en un cajón de una maleta antigua de mi madre, encontré un libro de Santa Rita. O haciendo turismo en Cádiz entramos en una iglesia y de repente estaba allí Santa Rita (sólo está en iglesias agustinas).

Manu: Fue como una semana entera en la que nos pasaban cosas relacionadas con el nombre.

La decisión de situaros en el barrio del Perchel no fue casual. ¿Por qué elegisteis este barrio?

Palo se emociona

Manu: Estuvimos buscando por Málaga, siempre que fuera un bajo, porque me gustaba la idea de que se viese desde la calle, como los antiguos oficios. No es que quisiéramos ser exactamente como una imprenta, porque éramos más estudio, pero sí nos gustaba esa conexión. Como por el centro estaba todo súper caro, y mis abuelos eran del Perchel nos decidimos a buscar por aquí. Se llama Perchel porque era el barrio donde los pescadores colgaban el pescado en perchas, además de ser el primer barrio a extramuros de Málaga.

Era un barrio un poco dejado, olía mal evidentemente porque era un barrio de pescadores. Ha sido durante muchísimos años un barrio de donde han salido los mejores pintores, cantaores de flamenco, artistas, etc. En los años 40, 50 se convirtió en el barrio de la imprenta, sólo en Malpicas había tres. Encontramos un local, y fue también un flechazo, no lo esperábamos porque estábamos viendo otro que no tenía nada que ver. En el mismo día, en el momento dijimos: ¡nos lo quedamos!

151217_Dip-2_SantaRita_MaasaiMagazine

¿Creéis que le habéis aportado algo al barrio?

Manu: Sí, hay mucha gente que nos ha escrito. Algunas conocidas y otras no, diciéndonos que nos echan de menos porque les encantaba pasar por la puerta. En la puerta siempre estaba Rita, y la gente se paraba porque pensaban que era una estatua de lo quieta que se quedaba.

Palo: Sí, sí, era exagerado (risas). La verdad es que con la gente de allí, nos llevábamos todos muy bien.

Manu: Es un barrio, barrio, en los que la gente en verano se baja sus sillas, a la fresca.

Palo: También allí cerca había un bar de tapas, y solíamos hablar con él para organizar las comidas de los talleres allí. En fin, quedaba todo como en familia, le daba vida a la zona.

Como iros ha sido una obligación más que una decisión, ¿qué creéis que tiene de bueno vuestra nueva ubicación?

Manu: Nosotros estamos realmente contentos, aunque al principio fue un bajón.

Palo: Es que no imaginábamos tenernos que ir de allí tan pronto, porque las cosas tienen su evolución, y aún no nos veíamos en otro sitio. Por esa razón empezamos a buscar locales en el mismo barrio, pero no había forma.

Y curiosamente el local en el que estamos ahora mismo, fue nuestra primera opción cuando empezamos a buscar, antes de mudarnos al Perchel. Nunca llegamos a entrar, porque cuando llamamos en su momento, el precio estaba muy alto y estaba en bruto. Y curiosamente hemos acabado aquí.

Palo y Manu: Todos son casualidades, santería (risas).

Manu: Incluso nos conocimos por una casualidad (risas).

_DSC4148_SantaRita_MaasaiMagazine

¿Ah sí? cuéntame, ¿cómo os conocisteis?

Palo: Nos conocimos en un paso de peatones (risas). Yo iba en un coche peleándome con mi ex-novio, que me había dejado y encima lo llevaba a su casa. Y en el paso de cebra estaba Manu. Yo le di paso, y nos miramos.

Manu: La verdad es que yo me fijé más ¡eh!

Palo: Claro, él se fijó más porque yo iba.

Manu: Como a mi me habían dejado hacía un tiempo, ya iba de ojeador (risas).

Palo: Y esa misma noche, él se puso a buscarme, hasta que me encontró a través de las redes sociales. Era la época de Fotolog, ¡figúrate!

Manu: Me puse a ver fotos de amigos de tus amigos y tal, y la ví.

Palo: Él se enteró a través de las redes sociales que yo entraba en su misma carrera.

Manu: La gente no se lo cree. La verdad es que vamos de casualidad en casualidad.

Para mí la herencia de cualquier cosa es algo genial, heredas todo lo vivido y sigues aportándole. Contadnos la historia de Francisco Sánchez y la herencia de vuestra Minerva Jores.

Palo: Llegó a nosotros a través de nuestra obsesión de buscar, buscar y buscar.

Yo buscaba en Málaga por el tema del transporte, y di con una pero hasta que no nos decidimos a montar el estudio, pasó un tiempo. Siempre que encontraba alguna apuntaba el número de la persona, pero cuando fuimos a llamar, el anuncio ya no estaba, y pensé: “¡Ay Manu, ya la han vendido!”

Aún así llamé por teléfono y como no la había vendido quedamos con él y fue un encanto, nos contó toda su historia. Tenía todo lo que le quedó de su imprenta en un sótano bastante pequeño en su casa. Él venía de una antigua imprenta de Málaga, imprenta Sur, que pasó a ser imprenta Dardo. Llevaba toda la vida trabajando para otros y decidió hacerse autónomo y pagó su propia máquina para montar un pequeño taller. Nos contó que tenía un comodín de los grandes y hacía dos semanas se lo vendió a otra persona que vendió las letras para chatarra y se quedó el mueble como decoración.

Manu: Él cuando se enteró, quitó el anuncio del resto del material porque no quería que acabara así lo que tanto le costó en su época. Realmente la que lo obligaba a vender era su mujer, porque quería limpiar el sótano. El día que nos llevamos la máquina la mujer montó casi una fiesta.

Palo: Sacó una paella, con toda la familia reunida, una fiesta para celebrar que se iba la máquina (risas). Fue un encanto, porque aunque queríamos la máquina no teníamos sitio ni fecha para poder concretarle. Pero él confió en nosotros y nos dijo: ”si hacéis realidad Santa Rita yo os la guardo el tiempo que haga falta”. Y estuvo un año guardándonosla. Son cosas que no se nos van a olvidar nunca.

151217_Dip-4_SantaRita_MaasaiMagazine

Empezar cualquier tipo de empresa hoy día es complicado, ¿cómo fueron vuestros inicios?¿Recibisteis algún tipo de financiación?

Manu: Financiación padres (risas).

Palo: Padres y nosotros que habíamos ahorrado un poquito también. La obra por ejemplo del anterior estudio fue íntegra hecha por nosotros, aunque también es cierto que nos encanta hacer todo nosotros mismos.

Manu: Al final haciéndolo tú le das algo muy tuyo. En el anterior lo hemos conseguido a base de vivirlo, en este, ya teníamos más pensado cómo queríamos que fuera.

¿Cómo es un día en el estudio?

Lo de madrugar es un discusión…

Palo: Te cuento. Yo vivo aquí al lado y él viene de lejos por lo que siempre viene con tiempo, porque tiene que calcular para arreglarse, encontrar aparcamiento y llegar. Viene con tiempo y llega antes, así como a las ocho y nuestro horario es a las nueve. Y se queja de que lleva media hora o tres cuartos esperando.

Manu: No, no, ella siempre llega a las nueve y cuarto, o y veinte. Aparece diciendo que si Rita no sé qué, que se para con cualquiera a saludar y por eso se ha entretenido.

Palo: Pero qué rollo…¡mentira! (risas).

Manu: Una vez que estamos los dos aquí, ya no hay discusión. Siempre ponemos música y como tenemos el mismo gusto pues no hay problema.

¿Tenéis un proceso creativo definido o abordáis cada proyecto de distinta forma?

Palo: Depende. Para nosotros es muy importante conocer primero al cliente, qué quiere. Y trabajar desde la base del papel, empezar muy desde abajo. Quizás nuestra pauta sería esa, que todo parte de un papel, la idea de no ponernos nunca en el ordenador a hacer nada. Y le solemos dar muchas vueltas a los proyectos, usar mucho concepto porque nos influye mucho venir de bellas artes.

Manu: Por ejemplo, las identidades que estamos haciendo ahora, son prácticamente todas de forma manual. O bien partimos de un lettering, o bien partimos de una tipografía…

Un ejemplo es la marca que hemos hecho para la Orquesta Sinfónica de Málaga, en la que hemos desarrollado prácticamente una tipografía para ellos. Por ahora siempre partimos de algo un poco más especial, lo mismo luego vamos cambiando.

_DSC4141_SantaRita_MaasaiMagazine

Compartir vida personal y profesional es un tándem complicado, ¿cómo se concilian ambas facetas?

Palo: Llevamos ya ocho años, así que bien (risas). Como en todo, hay momentos duros, porque es normal, estamos todo el día juntos, aunque no vivamos juntos. Lo primero es el trabajo y ya después poco a poco..

Manu: Por ahora el estudio está apretando más que irnos a vivir juntos.

Palo: Al final es que pasas todo el día aquí hasta las tantas. Estamos muy acostumbrados a trabajar juntos porque en la carrera ya lo hacíamos, sabemos cómo funcionar bien.

¿Qué aporta cada uno al proyecto Santa Rita?

Manu: Yo soy muy cabezón.

Palo: Sí, él aporta la cabezonería. Él suele ser el que tiene las cosas más claras y acaba organizando. Yo soy la parte caótica y me pongo a divagar, “podríamos hacer tal, podemos hacer cual…”. Aporto la parte más manual, la serigrafía es donde estoy más especializada y lo que más disfruto.

Manu: Yo me dedico más a la caligrafía y la tipografía, pero en todo nos complementamos. Y aunque yo soy quien organiza, ella es la que lleva las cuentas.

¿Cuáles son vuestros referentes y vuestras fuentes de inspiración?¿Son las mismas para ambos?

Palo: ¡Muchas! Eso es complicado.

Manu: Sí, pero realmente son las mismas. Somos muy de los años 50 y 60. Nos encantan los libros antiguos o revistas como Blanco y Negro. Nos encantan también: Dalí, el surrealismo, Buñuel… Y de los más contemporáneos solemos intentar traerlos aquí para los talleres. De hecho una excusa para los talleres era disfrutar también nosotros (risas).

Palo: Cuando estábamos en la carrera siempre decíamos, “¡qué talleres más chulos hay en Barcelona! ¡Qué talleres más chulos hay en Madrid!”, pero no teníamos ni un duro para poder ir. Y siempre pensábamos, “¿por qué en Málaga no se hace esto?”, o al menos en Andalucía. Aunque en Sevilla ya hay más opciones, cuando lo pensamos en su día fue porque queríamos que la gente de Málaga también lo disfrutara, que creciera la ciudad a nivel cultural.

_DSC4117_SantaRita_MaasaiMagazine

En este 2015 habéis contado con Workshop impartidos por Ricardo Cávolo o Puño, además de los Tipofan, ¿tenéis previsto más colaboraciones de este tipo en 2016?

Manu: Sí, el 2016 será más o menos así. Tenemos ya algunos confirmados.

Palo: Está resultado muy interesante porque en Málaga cada vez hay más movimiento, la gente tiene ganas de caligrafía, de talleres, incluso de convivir porque se conocen y hacen piña.

Palo: Nos ha ido genial, incluso hemos tenido gente que ha venido de Granada o Barcelona a realizar los talleres.

¿Podéis adelantarnos alguno de los talleres previsto para el 2016?

Manu: Podemos confirmar que viene Oriol Miró, que es calígrafo y realizará un taller de caligrafía de capitales romanas en mayo.

Palo: Será con pincel directamente, en formato grande.

La formación es parte importante de Santa Rita.

Palo: Nos gusta mucho la enseñanza, compartir lo que hacemos y que todo el mundo disfrute igual. Es una de las cosas con la que más disfrutamos es con la reacción de la gente.

Manu: Además siempre damos los dos todos los talleres. Yo creo que esta faceta nuestra viene porque cuando estás estudiando, quizás ya cuando más se acerca el final de la carrera empiezas a querer saber cómo se hacen las cosas realmente. Llamas quizás a algún estudio para preguntar:” oye, ¿cómo puedo hacer esto?”. Pero ningún estudio, al menos los de antes, te explica cómo hacen los proyectos, qué clientes tienen, o qué proyectos van a sacar.

Palo: Nadie te dice la realidad.

Manu: Nosotros íbamos un poco en contra de todo eso y pensábamos que todo lo que aprendiéramos nos gustaría difundirlo. Por eso casi todos los talleres que hacemos son talleres que pueden hacer luego en casa ellos mismos. Por ejemplo, si el taller es de serigrafía, intentamos que sea un poco más manual con esta idea.

Palo: Al final la labor del diseñador también es educar, porque mil veces pasa que viene un cliente que realmente no sabe ni lo que te está pidiendo. El tener que explicarle lo que quiere y cómo se hace, eso también es formación.

Manu: A los talleres se apunta gente que no son el típico perfil de diseño o bellas artes. El verano pasado dimos un taller en la Escuela Arte Granada de lettering y eran alumnos que no tenían ni idea. Por ejemplo un chico que había estudiado medicina pero que le llamaba la atención, y quería aprender.

Palo: Los resultados son muy buenos.

_DSC4062_SantaRita_MaasaiMagazine

Hay una corriente en estos años de movimiento en Málaga, ¿tenéis una opinión personal de por qué ha surgido todo esto?

Manu: Yo creo que ha sido una evolución, es algo que ya hemos hablado alguna vez con gente que tiene más experiencia. Era como que siempre estaba “a punto de…”

Palo: Era justo eso, decían: ” Málaga está siempre a punto de, pero no arranca”.

Con el movimiento del Soho y otras iniciativas, Málaga está creciendo poco a poco, conocemos cada vez más casos de gente que es de fuera y se viene aquí a trabajar y ha instaurarse en lo que se está creando.

Manu: Es una generación, que por lo que sea tiene ganas o inquietudes.

¿Cuál es vuestra opinión sobre el Soho?

Palo: Aunque tenga cosas buenas como hemos comentado, creemos que un Soho nace y no se impone, y este no ha nacido. Nosotros que somos de Málaga de toda la vida hemos pasado por el Soho desde que sabemos andar. Lo que se ha querido es rehabilitar la zona porque estaba bastante mal, pero a la fuerza, con un calzador. Por otra parte, tampoco han dado facilidades para la gente que está empezando. Nosotros cuando empezamos, quisimos probar a montar el estudio allí, también porque lo anunciaban como para nuevos creadores y tal pero para nada, nos encontramos con precios disparados de alquiler y la respuesta de que un estudio de diseño no tenía cabida, querían restauración.

Festival Moments es una celebración de arte y cultura independiente que ha tenido en 2015 su segunda edición, está coorganizado por La Escuela de Arte de San Telmo y Staf Magazine, ¿cuál ha sido vuestra participación?

Palo: Hicimos un mural en la entrada de San Telmo y quedamos muy contentos. Fue un palizón. Porque lo que iba a ser en principio un lettering se convirtió en un mural. ¡Nosotros contentos, deslomados pero contentos!

Manu: También tuvimos un taller de caligrafía con pincel y fue muy bien. A nosotros nos encantan los talleres porque no es algo obligado, sino que vienen porque tienen interés, ganas de aprender y de empaparse.

Palo: En el Moments del año anterior también participamos pero con un curso corto de carbado. Todos los talleres que hacíamos en el estudio del Perchel eran súper intensivos como los del Moments, desde las 10 de la mañana hasta las 8 de la tarde. Tenían tanto interés que no levantaban la cabeza, querían más tiempo, ni comer querían. Cuando el curso acaba, si siguen practicando, incluso nos mandan cosas por correo.

_DSC4237_SantaRita_MaasaiMagazine

Para vuestro aniversario creasteis el cartel Los Creativos Lunáticos que combina varias técnicas, ¿qué técnicas soléis trabajar en el estudio?

Palo: Mezclamos: collage, letterpress, serigrafía, a veces también dibujo o stencil.

Manu: Siempre intentamos hacer algo un poco más creativo. En el caso de Los Lunáticos Creativos utilizamos fluorescente. En el caso del cartel de YES que hicimos al principio, era como un collage que partía de una serigrafía para darle una vuelta más. Para todo lo que hacemos le buscamos un concepto y usamos las frases que nos gustan.

Palo: La frase del cartel YES era algo así como, “nunca podrás saltar más allá de nuestra sombra” .Y lo hicimos porque cuando llegamos a los ochocientos seguidores estábamos tan emocionados que dijimos: “¡vamos a hacer algo! ¡vamos a regalar algo, para agradecerlo!”

Y el cartel de creativos lunáticos también fue por lo mismo, para premiar a los seguidores.

Habéis hecho algunos trabajos vinculados con la música…

Palo: Sí por una parte hemos hecho carteles con frases de canciones.

Manu: También el cartel para la sala Velvet, una sala de aquí de Málaga.

Palo: O para el grupo Hungry Butterfly que realizamos disco y vídeo. Ese es un claro ejemplo de influencias artísticas nuestras, porque hacemos guiños a artistas y el resultado está todo hecho con collage animado. Fue la primera vez que pasamos del collage más manual al digital.

_DSC4071_SantaRita_MaasaiMagazine

¿Podéis contarnos alguna anécdota?

Palo: Hace dos meses recibimos una llamada.

Manu: Yo nunca cojo el teléfono, siempre es Palo la que lo coge y hace ese tipo de gestiones. Pero justo ese día, lo cogí.

Palo: Para un día que lo coge, ¡no veas!

Manu: Era un hombre que nos llamaba desde Marbella y quería montar su empresa allí. Lo primero que preguntó fue:”¿vosotros sois una tienda de tipografías no?”. Y claro yo le contesté: ”Hombre una tienda, tienda, tampoco. Diseñamos tipos y hacemos trabajos de lettering”. Me explica que está buscando la tipografía de Mercadona y me pregunta si se la podríamos hacer. Le conté que no sabía si la tipografía que buscaba era exclusiva o se podía utilizar. Él estaba súper obsesionado con la tipografía, decía que le encantaba y que la quería como fuera. Evidentemente la había buscado pero sin éxito. Y claro en un alarde de buena persona le dije que le ayudaría buscarla y por correo se la pasaría.

Tardé nada en encontrarla y además era muy asequible, unos 12€ o 13€, así que le pasé el enlace sintiéndome bien por haberle solucionado el problema a alguien ese día. Pero no se quedó ahí, recibo otro email en el que me decía que esa no era la tipografía que quería, adjuntaba una fotografía de su ticket de compra. Incluso me llamó por segunda vez, contándome que había estado en Mercadona con el ticket, preguntándole a todos los cajeros y el personal si la tipografía era exclusiva. Me imagino sus caras.

Palo: ¡La tipografía que quería era la del ticket! Le buscamos una monoespaciada similar pero no la quería. Hubo un momento en el que yo pensé que era una broma y se estaban quedando con nosotros. Hubo un punto en el que nos insistía demasiado, a todas horas a pensar de que ya le habíamos dicho que no podíamos hacer nada por él y tuvimos que cortar el contacto.

No sé si lo de este señor también fue cosa de santería

¿Cómo ha evolucionado Santa Rita desde que comenzó?

Palo: Hemos evolucionado quizás hacia trabajos más maduros, aunque la esencia sigue ahí.

Manu: En un principio la gente, nos veía como una imprenta y era una puerta que no queríamos abrir, porque sabíamos que nos entraría un montón de trabajo de letterpress. Nosotros estamos metidos en otras cosas, incluso hemos derivado algún trabajo a Los Tipejos (Sevilla). Sabemos que ya hay gente que se dedica a esto y lo hace bien, no queríamos tampoco pisar a nadie.

Palo: Nosotros queremos trabajar en el diseño pero aportando algo diferente, hacemos trabajos que tienen diseño y letterpress pero no sólo la impresión. El único trabajo que hemos hecho de impresión fue para Modular, que es un estudio audiovisual de Málaga pero ha sido una excepción.

Si pensáis en el futuro, ¿qué os gustaría hacer?

Palo: Lo tenemos claro. Nos gusta mucho la formación y siempre hemos dicho que nos gustaría montar una escuela. Tampoco una escuela como tal, pero sí crear algo mayor.

Manu: Sí, tener un espacio un poco más amplio en el que pudiésemos hacer los talleres mejor. Que haya una programación y otros profesores impartiendo clase, además de nosotros.

_DSC4040_SantaRita_MaasaiMagazine

¿Qué aporta Rita al Estudio?

Palo: ¡Ay! ¡todo! Yo estoy enamorada.

Manu: Ella en realidad es la alegría del día, porque cuando no está la echamos muchísimo de menos.

Palo: Es muy persona y para nosotros es todo, le da mucha alegría al estudio.

Lo único malo es que a todo el mundo no le gustan los perros y como ella es tan efusiva pues claro, se va para todo el mundo. Ella tiene su sitio aquí, su rinconcito.

Manu: Sí, tiene una manía que a la gente que no la conoce le puede asustar. Cuando alguien está sentado apoya las dos patas delanteras en el borde de la silla y se levanta para que la rasques, pero al ser tan alta impone bastante. Ella es la directora de esto, es la que manda y nosotros somos los becarios.

 

Web: Estudio Santa Rita

Comentarios

comentarios

Tags: , , , , , , , , , ,

No comments yet.

Leave a Reply

170416_0762_AlejandroMasferrer_MaasaiMagazine_MiguelJimenez

Alejandro Masferrer, “Hace falta gente que entienda lo global”

Hombre orquesta, hombre del Renacimiento, culo inquieto, creativo, diseñador, fundador de la primera peña sevillista de Londres, organizador de fiestas […]

170403_8694_PabloMerchante_MaasaiMagazine_MiguelJimenez

Pablo Merchante, “Desprovisto de todo, empecé a pintar”

No fue la primera, pero sí pulsó mi alerta. Sé que no he vuelto a verla, y posiblemente la imagen […]

170213_4507_MariaPerezHeredia_MaasaiMagazine_MiguelJimenez

María Pérez Heredia: “Leer el Ulises y ver Las Kardashian no son excluyentes”

Tiene 22 años y dos novelas publicadas en las que, como ella misma advierte, no puede disimular su amor por […]

170331_8561_JoseOrtuno_bn_MaasaiMagazine

José Ortuño. Cineasta y polímata.

La polimatía (del griego πολυμαθία, el aprender mucho −de μανθάνω, aprender y πολύ mucho−) es la sabiduría que abarca conocimientos sobre campos diversos de la ciencia y/o las artes. José Ortuño en […]

170213_4613_FernandoAlda_MaasaiMagazine_MiguelJimenez

Fernando Alda. Diferente se nace

A una hora tan torera como las 5 de la tarde, llegamos al estudio de Fernando Alda, situado en una […]

_MG_9008-61_GabrielMoreno_MaasaiMagazine_MartaHuguet

Gabriel Moreno “Dibujar es el premio”

Es muy fácil enamorarse en el Metro, y eso que la luz no favorece a nadie… Pues a Gabriel Moreno […]