Las manzanas de Leo

//

  El anuncio de la Lotería me ha jodido el día. Al final de tu vida habrás respondido, de media, unas 15.753,4 preguntas. Menos las retóricas, es decir, las que se responden solas, como ¿qué tenía de malo el anuncio de Loterías y Apuestas del Estado del año pasado? Todos lo vimos. Era como el […]

 

El anuncio de la Lotería me ha jodido el día.

Al final de tu vida habrás respondido, de media, unas 15.753,4 preguntas. Menos las retóricas, es decir, las que se responden solas, como ¿qué tenía de malo el anuncio de Loterías y Apuestas del Estado del año pasado? Todos lo vimos. Era como el salón de visitas de la Moncloa decorado por Ana Botella, o como esa cobertura de tarta de cumpleaños en la que se puede imprimir una foto y nadie quiere comer. Nunca. Mientras nos reíamos de él, los señores publicistas defendieron su trabajo porque había sido viral. Mucha gente estaba hablando de él en redes sociales.

Mucha muchísima. Como ahora se lleva el mamoneo del Big Data (resumiendo: macroestadísticas obtenidas del espionaje doméstico, imposibles de analizar por volumen y cantidad de datos), nadie les rebatió nada. Resulta que estos datos solo pueden interpretarse mediante software de pago que venden las propias empresas que nos espían, pero eso ya en otra columna.

Encuentra las siete diferencias entre el Big Data y aquellos adivinos que abrían una cabra en canal y toqueteaban las vísceras para predecir victorias militares. Lo que está claro es que hicieron el ridículo. Nos tenían acostumbrados a spots brillantes, cortos, precisos, elegantes, verdaderamente emocionantes. Y eso que un anuncio de televisión es una gran putada que (la mayoría de las veces) tú no has elegido ver. Estos te ponían una sonrisilla tonta en la cara. Eran más que virales, porque todo el mundo recuerda al calvo de la Lotería, pero –por suerte- hemos ido olvidando el Harlem Shake.

Este año quieren volver a serlo. Se lleva mucho, también. La publi anclada en el siglo XX, intrusiva, pesada y masiva, tiene que convivir con el branded content y otras cosas más guays y, sobre todo, menos intrusivas. Esos vídeos de visitas masivas que dan lugar a oleadas de comentarios en redes sociales son la nueva esperanza de la industria. Lo que pasa es que viral nunca ha significado nada bueno. Supone llevar al máximo un viejo concepto: tó lo malo se pega. Pero el mensaje no cala, y  estoy súper preocupado.

Dani Blanc

© Dani Blanc

Tenía que haberlo visto venir; yo estudié Publicidad. La pelea diaria con mis compañeros de carrera era: ¿para qué sirve ser viral aparte de para que hablen de ti?  Además, es efímero. Un viral dura lo que tarda en aparecer el siguiente. La publicidad ya es efímera de por sí. Pan con pan…

Por lo menos, Loterías ha cambiado de agencia: de Tactics Europe (baja el volumen si llevas auriculares) ha pasado a Leo Burnett, una multinacional de las grandes, de cuando Mad Men. Si Leo Burnett hubiera nacido después y en España, sería maasåi. Hacía cosas muy buenas. Y bonitas. En sus oficinas, había un frutero lleno de manzanas en cada una de las mesas. “El día que pasen más tiempo intentando hacer dinero y menos tiempo haciendo publicidad -decía-, quitaré mi nombre de la puerta y tiraré las putas manzanas por el hueco de los ascensores”. No lo ha hecho porque está muerto.

Que vuelva el calvo. En serio. Los hologramas son ya  una realidad. Michael y 2pac están por ahí dando conciertos. Dicen que dejaron de usarlo cuando el actor que lo interpretaba falleció, por respeto a sus familiares. Pero no hay mayor falta de respeto que el olvido.

Podemos (jeje) perdonar cosas mucho peores que este anuncio. No-me-consta-que-hubiera-un-Jaguar-en-mi-garaje. Prospecciones en Canarias. Ébola. Tarjetas opacas. Subidas injustificables del IVA y de los precios en general, y suma y sigue. Este anuncio no es un problema, simplemente es malo. Pero encima, al tío que rodó –de gratis- la maqueta ni siquiera lo llamaron para hacer la versión definitiva. Se quedó sin su pellizco y evidentemente está enfadado. Ahora ha montado un blog-protesta, gracias al cual nos hemos enterado de todo.

Esto con Leo no pasaba.

Por Félix Domínguez // Ilustración: Dani Blanc

Comentarios

comentarios

Tags: , , , , , , ,

No comments yet.

Leave a Reply

170403_8694_PabloMerchante_MaasaiMagazine_MiguelJimenez

Pablo Merchante, “Desprovisto de todo, empecé a pintar”

No fue la primera, pero sí pulsó mi alerta. Sé que no he vuelto a verla, y posiblemente la imagen […]

170213_4507_MariaPerezHeredia_MaasaiMagazine_MiguelJimenez

María Pérez Heredia: “Leer el Ulises y ver Las Kardashian no son excluyentes”

Tiene 22 años y dos novelas publicadas en las que, como ella misma advierte, no puede disimular su amor por […]

170331_8561_JoseOrtuno_bn_MaasaiMagazine

José Ortuño. Cineasta y polímata.

La polimatía (del griego πολυμαθία, el aprender mucho −de μανθάνω, aprender y πολύ mucho−) es la sabiduría que abarca conocimientos sobre campos diversos de la ciencia y/o las artes. José Ortuño en […]

170213_4613_FernandoAlda_MaasaiMagazine_MiguelJimenez

Fernando Alda. Diferente se nace

A una hora tan torera como las 5 de la tarde, llegamos al estudio de Fernando Alda, situado en una […]

_MG_9008-61_GabrielMoreno_MaasaiMagazine_MartaHuguet

Gabriel Moreno “Dibujar es el premio”

Es muy fácil enamorarse en el Metro, y eso que la luz no favorece a nadie… Pues a Gabriel Moreno […]

Entrevista a Esperanza Guardado, por Nuria Sánchez.

Esperanza Guardado. Actriz Realidad

Nada ha sido tan fácil como pensar en ella para esto. Estuvo claro desde el principio y salió sin ayuda. […]