Verde Moscú, “Detrás de cada prenda hay una historia”

Entrevista: Jesús Barrera // Fotos: Miguel Jiménez

Hace tiempo quería preguntar a los chicos de Verde Moscú cómo un trío de jóvenes sociólogos se enrola en un proyecto de mercado sin explorar en Sevilla como es la moda ecológica y de comercio justo. Y es que, conociendo esta ciudad y los tiempos que cruzamos, hay que echarle valor al toro, algo que […]

Verde Moscú

Hace tiempo quería preguntar a los chicos de Verde Moscú cómo un trío de jóvenes sociólogos se enrola en un proyecto de mercado sin explorar en Sevilla como es la moda ecológica y de comercio justo. Y es que, conociendo esta ciudad y los tiempos que cruzamos, hay que echarle valor al toro, algo que no les falta.

Estos tres personajes son Caro Arcoya, Manu Fernández y Manu García, personas muy jóvenes y con tanta vitalidad, ganas de hacer bien las cosas y sobre todo de aprender, que prefieren tratar con el público a trabajar en una oficina. Y lo hacen aleccionando a cada uno que entra en su tienda, mostrando los parabienes de la justicia comercial, el deber social de cada uno de nosotros y el cuidado al medio ambiente a través de la moda.

Nos hemos querido vincular desde el primer momento con la cultura, no hemos querido vender sólo ropa. Desde nuestro punto de vista, dentro de la tienda, estamos en contacto con mucha gente, estamos viendo la tendencia general en moda ecológica. 

Verde Moscú

La moda ecológica no tiene por qué traducirse en moda hippie o alternativa, sino que en el caso de Verde Moscú se rige por unos cánones de diseño vanguardista y de actualidad, una moda diferente y muy diferenciada del resto de la moda mercantilizada a la que estamos acostumbrados.

El problema de la moda son los tiempos, hay poco tiempo, está muy industrializada, por lo que pierde en creatividad por ganar en tiempo, y sobre todo hay copia, todo se copia en las grandes cadenas. Hoy los creativos de la moda son copistas. No lo criticamos, pero aquí no hay democracia, es simplemente crear una productividad rápida. Nosotros decidimos nuestro negocio como moda ecológica, comercio justo y cercanía. Aún así, intentamos adaptarnos a las tendencias pero poniendo los límites que exige lo ecológico.

Otra distinción es la exclusividad, trabajamos con marcas sobre las que somos los únicos que comercializan en Sevilla o España, aunque no tenemos stock, porque la moda pierde valor. En la moda ecológica estos tiempos son más lentos y los tiempos de producción son mayores, aunque ahora hay una nueva tendencia en moda ecológica para sacar una temporada nueva, o pequeñas colecciones en colaboración con diseñadores. Nosotros nos definimos como una tienda ecológica con diseño, y apostamos porque detrás de cada prenda haya una historia. 

Verde Moscú

Pero, ¿qué es moda ecológica?

Más que moda ecológica se podría hablar de moda sostenible. Es sostenible en dos sentidos, ambientalmente, es decir, son materiales orgánicos o reciclados en lo que supone su producción, y sostenible socialmente, es decir, está fabricada en condiciones laborales dignas, con salarios dignos, con representación sindical, por lo que son de comercio justo. Además, es comercio justo durante toda la cadena de transabilidad del producto, desde la persona que cultiva la materia prima, o la crea o la extrae, hasta nosotros mismos que lo vendemos. Por ejemplo, nuestra tienda misma es sostenible en mobiliario, en recursos e incluso con las mismas empresas con las que trabajamos.

Se trata de insumos, o sea, cuántos consumos se necesitan para reproducir algo. Por ejemplo, al crear una camiseta, los insumos son todo lo que ha entrado en una caja para poder enviar esa camiseta, todos los costes, toda la materia prima. El algodón, por ejemplo, se considera que está al mismo nivel de impacto ambiental que el poliéster, hacen falta 2.800 litros de agua para elaborar una camiseta. Usando el agua como unidad de medida, es totalmente insostenible teniendo en cuenta que el algodón es el tejido que más se usa en consumo de moda, mezclado o puro. Lo que se trata es de buscar, con los mismos materiales, formas de producción que sean menos agresivas, el algodón ecológico permite utilizar menos agua, si además se recicla ese agua, permite consumir menos tóxicos, menos formaldehído, menos petróleo, menos químicos en estampaciones y para todo esto hay agencias y organizaciones que lo certifican. Hay que buscar un algodón que esté certificado y para eso ya existen empresas que venden rollos de este tipo de algodón.

Verde Moscú

Esto me lleva a plantearme si realmente, tras todo este proceso de producción de la materia prima, aún quedan fuerzas para trabajar el patrón, para hacer diseño de moda ecológica, y es que simplemente los materiales de fabricación ya son atractivos de por sí, y es que la moda ecológica, además, va a la vanguardia de la moda.

Cuando nos planteamos abrir la tienda teníamos muy claro que debíamos tener ropa de diseño, ropa actual, que te puedas poner todos los días, y la verdad es que la experiencia ha sido muy buena porque hemos encontrado cantidad de marcas que aúnan el compromiso ético con diseño de vanguardia e innovador, no sólo en el corte, sino además en el uso de materiales. Por ejemplo, tenemos ropa reciclada, ropa fabricada con fibra de bambú, digamos que hay interés en hacer nuevos diseños y siempre, evidentemente, nuestra ropa compite con un mercado global, pero es ropa que aporta un valor más allá del diseño, y es que es ropa sostenible. No está inmersa en la moda actual porque sigue otro ritmo. Hay patrones que se van pareciendo y otros que no, depende del volumen de la marca, hay algunas que tienen una línea muy personal y otras más grandes que pretenden ir en una línea de moda más actual. Nosotros intentamos ofrecer una selección de todo esto.

También todo depende a lo que nos refiramos con diseño o vanguardia, porque si para ello miramos Cibeles, Milán o Nueva York, pues es cierto que la moda ecológica no está ahí, no llega a las grandes pasarelas, sí que existen ferias y pasarelas de moda ecológica que quizás estén teniendo un nivel de repercusión mediático bastante importante, pero no llega a lo más de la moda. Así que si tomamos los grandes eventos de la moda como el diseño y la vanguardia, no estaría dentro. Hay algo que en moda ecológica aún no está resuelto, porque sí que podemos ver grandes eventos, por ejemplo en Berlín o en Copenhague, pero esto es una gama muy alta en moda ecológica, como la diseñadora Lena McCartney, es moda ecológica con unos niveles de pasarela, pero no se traduce luego a ropa que tú puedas llevar todos los días.

Otro de los fenómenos en el diseño ecológico es el packaging, al apostar por moda ecológica también apuestas por su perdurabilidad. Cuando compras un jersey de lana ecológica tienes en cuenta que te va a durar muchos años, evidentemente lo tienes que acompañar con un packaging adecuado para explicar todo esto y su proceso de elaboración. Nosotros, por ejemplo, no lo vamos a meter en una bolsa de plástico, que es perjudicial, la acompañas con una bolsa 100% algodón que trata mejor la lana. Es decir, el cuidado de las prendas también es sostenible, en su etiquetado, packaging o lo que sea.

Verde Moscú

Ante todo esto me planteo si el mercado está preparado para este tipo de producto, teniendo en cuenta que el grueso poblacional se ha acostumbrado al maremágnum consumista de las grandes cadenas y centros comerciales, en el que una prenda cuesta poco y compramos la misma prenda que nuestro vecino.

El mercado está preparado para empezar a introducir este tipo de productos, no creo que sea un mercado maduro, hay un nicho, muy pequeñito, pero hay poca competencia, es un mercado muy incipiente. Nosotros partimos de que se vea, que haya un consumo cada vez más consciente, que se refleja por ejemplo en la alimentación, ahora encuentras productos ecológicos en grandes supermercados. El consumidor cada vez mira más la etiqueta, se pregunta de dónde viene la comida, y si en la comida es así, la ropa debe ser el siguiente escalón. Creemos que además de vender ropa también concienciamos, cada venta que hacemos nosotros y no hace Inditex es una victoria política también, porque estamos creando esa conciencia. Es una alternativa muy minoritaria, pero que está ahí y sí creemos que va a ir a más y además, cuando hay diseño se es más atractivo, no es tanto una cuestión de educación para que la gente compre ecológico, sino que tú crees un proyecto que sea atractivo para el público en todos los aspectos.

Como en la naturaleza, las flores se muestran atractivas para reproducirse, para que el bicho se pose ahí y desplace el polen. Nosotros estamos en contra de los rollos evangelizadores, la gente al final sabe perfectamente lo que compra y lo que no compra, y lo importante para nosotros es que una compra en la tienda es una victoria, da igual si lo ha comprado porque es una persona súper concienciada, que sea vegano y en su vida sólo consume productos ecológicos o si es una persona que ha dicho mira qué camiseta más chula, me la voy a comprar, aunque no tenga ninguna motivación de otro tipo, también es una victoria, y también ayuda a contribuir a que ese mercado se reproduzca.

Verde Moscú

Entonces, este tipo de productos puede entrar en el mercado textil global, una gran marca puede apropiarse de este pequeño mercado y globalizar esta tipología de productos.

El slogan de esta temporada de H&M es “Por un consumo más sostenible”, C&A es el mayor consumidor de algodón ecológico, pero si compras una camiseta por 4€, aunque use material ecológico, rompe la barrera del comercio justo, significa una gran producción, transporte y todo lo que viene relacionado con la ruptura de lo justo.

Para que todos los factores de lo justo y sostenible se den en la globalización de estas marcas tiene que haber un cambio en el hábito de consumo, porque para poder vender cinco mil camisetas de una colección tienes que ponerla barata, a 30€ con el hábito de consumo actual no se venderían. Las grandes empresas cambiarían antes los materiales de fabricación para hacerlos ecológicos, que cambiar los costes de producción, no realizarían comercio justo, por lo que sería más difícil su introducción en el mercado sostenible, justo y ecológico.

Y es que a estos tres no les falta la energía, y ya se están planteando sacar su propia línea de ropa.

 Aún estamos en un proceso de aprendizaje, no nos preocupa tanto el proceso de producción, creemos que ya somos bastante capaces de sacarlo adelante, como el venderla fuera de nuestra tienda, al no venir ninguno de los tres del mundo de la moda, al no habernos movido por pasarelas, en las relaciones públicas del mundo de la moda, aún no sabemos cómo moldearnos a ello. A la hora de diseñar la ropa siempre buscaríamos colaboración con diseñadores, esa será la clave de nuestra marca, a partir de unas pautas y una selección podríamos sacar nuestra propia línea.

Verde Moscú

Un proyecto

Vivir / Fortalecer / Crecer

Un consejo

Caro: Los sociólogos no damos consejos.

Manu F: Como emprendedor diría que hay que arriesgar y no tener miedo.

Manu G: Como le pasó al filósofo Santiago López Petit, después de una conferencia que dio en Barcelona sobre Consejo obrero, la primer pregunta que le hicieron fue, ¿Santiago, que consejo le darías a los obreros?  Pues eso.

Podéis conocer más sobre estos tres tipos verdes y lejanos en su página web, www.verdemoscu.eu/es o visitando su tienda en la sevillana calle Regina número 17.

Por Jesús Barrera // Fotos: Miguel Jiménez

 

  • Verde Moscú

Comentarios

comentarios

Tags: ,

No comments yet.

Leave a Reply

171206_Terryvstori_121723_Terryvstori_MaasaiMagazine_MiguelJimenez

Terry vs Tori “Hemos pasado de la tarde al atardecer”

Con un pie al otro lado del Atlántico, Terry vs Tori, la joven banda sevillana que ha conseguido seducirnos con […]

las-odio-portada

Las Odio: feminismo bailable

Avanzan imparables. Con su disco debut, “Futuras esposas”, Ágata (guitarra), Alicia (batería), Paula (voz y sintetizadores) y Sonsoles (bajo) se […]

171030_200848_QuitinVargas_MaasaiMagazine_MiguelJimenez

El viaje de regreso de Quentin Gas y los Zíngaros

La palabra regresar significa volver al punto de partida, también significa restituir una cosa a su dueño. Hay quien afirma […]

170416_0762_AlejandroMasferrer_MaasaiMagazine_MiguelJimenez

Alejandro Masferrer, “Hace falta gente que entienda lo global”

Hombre orquesta, hombre del Renacimiento, culo inquieto, creativo, diseñador, fundador de la primera peña sevillista de Londres, organizador de fiestas […]

170403_8694_PabloMerchante_MaasaiMagazine_MiguelJimenez

Pablo Merchante, “Desprovisto de todo, empecé a pintar”

No fue la primera, pero sí pulsó mi alerta. Sé que no he vuelto a verla, y posiblemente la imagen […]

170213_4507_MariaPerezHeredia_MaasaiMagazine_MiguelJimenez

María Pérez Heredia: “Leer el Ulises y ver Las Kardashian no son excluyentes”

Tiene 22 años y dos novelas publicadas en las que, como ella misma advierte, no puede disimular su amor por […]