Tú a Cantabria y yo a California

//

Esta es la historia de un viaje. De Cantabria hasta California. Esta es la historia de una exposición, de un encuentro entre el Norte y el Sur. Esta es la historia que está detrás de la joven artista Laura López Balza y de su exposición “La vida tiene un color. Microcosmos cotidianos” que hasta el […]

Espacio California

Esta es la historia de un viaje. De Cantabria hasta California. Esta es la historia de una exposición, de un encuentro entre el Norte y el Sur. Esta es la historia que está detrás de la joven artista Laura López Balza y de su exposición “La vida tiene un color. Microcosmos cotidianos” que hasta el 28 de marzo puede verse en Sevilla en el Espacio California. Ella es de Arenas de Iguña, Cantabria, expone en Sevilla en un lugar llamado California y ha terminado escribiendo para unos maasåis.

Pasen y lean.

 ___________________________________

Las obras ya están cargadas. Un primer tramo de Cantabria a Valladolid y de aquí a Sevilla. Este último será largo, atravesaremos el país para exponer en California. Aún recuerdo cuando meses antes al-Zahra, de Espacio California y amiga de un amigo que conocí en una convivencia artística en Sanxenxo, me contactó. – Laura, queremos que expongas en California… ¿qué tenemos que hacer?- Y yo pensé, -decírmelo así, maja.- Y de esa manera empezó el flechazo… Después de mil mensajes de por medio, las obras viajan al sur. 

Empiezo a pensar en la oportunidad que me ofrece este espacio: manga ancha para exponer. Me apetecía hacer algo más personal, que mostrase el proceso, la evolución, los diversos intereses e inquietudes en los que había estado metida los últimos años. Así surgió “La vida tiene un color. Microcosmos cotidianos”, o lo que es lo mismo, fragmentos e historias de las realidades interior y exterior narradas en papel o lienzo. Llegamos de noche, tras mil horas de viaje y algo de turisteo por la Vía de la Plata, así que descargamos, nos abrazamos, cenamos y a dormir a Triana (al día siguiente tendríamos que empezar y acabar el montaje). Y trabajamos duro: blanquear, disponer mil dibujos y algunos cuadros… Una locura. Gracias a Nacho, Javito y sobre todo a Javier de Itinerante Servicios Culturales (al que había secuestrado en Valladolid para que me echase una mano en el montaje), en unas cuantas horas estaba todo a puntito para ser visto. Nos quedaba un día y medio para perdernos por la primaveral Sevilla y para concretar los últimos detalles (carteles, información, las serigrafías que se estaban currando los chicos de Último Mono y una entrevista para Masaåi Magazine).

Llegaron las 19.30 del sábado y los nervios de la inauguración y de mostrarse al desnudo en las obras a flor de piel, ¿cómo será el público sevillano? ¿Gustarán las obras? ¿Vendrá gente?… Aparece la gente de Masaåi y en lugar de ser yo la entrevistada, me enredan y me convierto en entrevistadora, seré yo quien haga la entrevista al Espacio California. ¡Qué reto! Acepto y tras una cálida inauguración, la vuelta a casa con morriña de lo vivido en Sevilla, la vuelta a la rutina y a la preparación de una nueva expo en Valladolid.

Espacio California

Habladme sobre orígenes del Espacio California ¿Cómo empezó todo?

Cada uno venimos de un mundo distinto, no emprendimos esto juntos, más bien nos encontramos en el camino… pero si hay que hablar de orígenes, ese es el taller que teníamos en el Alameda, un sitio muy peculiar e inspirador, rodeados de mujeres de compañía. Allí siempre quisimos montar una sala de exposiciones paralela a nuestro taller pero debido a lo viejo que estaba, era una batalla perdida; al final  nos fuimos de allí escopeteados por una inundación y, buscando y buscando, encontramos este espacio.

¿Qué es California y quiénes lo integráis?

California es un espacio multifuncional que da cabida a todo tipo de actividades culturales, pero cuyo principal objetivo se centra en la exposición de artistas, tanto locales, como internacionales. Nos gusta pensar que somos una alternativa a otros espacios expositivos y que aportamos nuevas visiones y actividades a nuestra ciudad.

California está formada por una directiva de cuatro personas; Nacho Caso,  al-Zahra Menor, María Ferrera y Sara Morales. Cada uno de nosotros desempeñamos distintas tareas. Por otra parte, California también está formada por los artistas del taller; Ragera, Ildefonso, Sergio y Claudia. Juntos y con la gente que nos visita conformamos este espacio.

¿Cuáles son vuestras expectativas de cara al futuro?¿Qué queréis ser de mayor?

Pues nos encantaría ser un sitio que la gente tuviera en cuenta, un lugar conocido por artistas y también por gente a la que de vez en cuando le gusta dejarse caer por exposiciones para hablar con alguien sobre temas culturales, ser un sitio donde poder ofrecer tu propuesta creativa y seguir manteniendo el listón de calidad en cada exposición, curso o evento que realizamos. Nos gustaría despertar en la gente la curiosidad suficiente para que estén pendientes de qué será lo próximo, cuándo hay otro evento, quién inaugura después… y que vengan a visitarnos. También queremos ser astronautas, eso por descontado.

Espacio California

Espacio California

Palmeras, una barbie en bikini, una nevera amarilla junto a un armario estampado en leopardo… Estoy en California pero ¿por qué California?

Estuvimos mucho tiempo buscando un nombre y no dábamos con la tecla… teníamos una copia de llaves para cuatro personas y nos las teníamos que ir rulando, las llaves tenían un llavero muy gracioso en el que salían unas palmeritas y escrito en grande CALIFORNIA, poco a poco y sin darnos cuenta decíamos “déjame las llaves de California”  y casi sin querer ya lo habíamos bautizado, además molaba el nombre porque estamos en la calle Sol y combinaba bien…

Me consta que tenéis buen ojo para los artistas. ¿Cómo los elegís?¿Cuáles son vuestros criterios y qué hay que hacer para poder exponer con vosotros?

Pues al principio todo empieza con amigos y amigos de amigos, cuando empezamos no teníamos clara la línea expositiva que íbamos a llevar, ni tampoco si los artistas iban a querer participar, todo se ha ido configurando de forma espontánea y estamos muy contentos con las exposiciones que aquí se están haciendo.

Los elegimos porque nos gusta su trabajo, es gente que curra; que está en activo y que es seria con su trabajo y su discurso artístico. Que este espacio siga abierto y cada vez se conozca más se lo debemos sobre todo a los artistas. Nuestro criterio es que nos motive, lo único que pedimos es un pequeño proyecto de exposición para saber qué obras y tal… y poco más, la verdad es que solemos confiar bastante en los artistas, no sabemos si eso es bueno o malo…

Espacio California

Espacio California

Respecto al arte en Sevilla, ¿qué me decís? ¿Cuál es la situación de los artistas, los espacios expositivos, el público, las instituciones y el mercado del arte?

La verdad es que precisamente abrimos este espacio como respuesta a la situación artística que percibíamos en la ciudad. Es cierto que Sevilla siempre será Sevilla, pero aún así entendemos que hay galerías interesantes, que en comparación con años anteriores se respira un poco más de cultura, y las instituciones públicas, a su manera, contribuyen a la ciudad en estos términos. Pero no nos conformamos con eso, creemos que el arte tiene que estar, que su lugar en la ciudad tiene que ser mayor, y que nosotros podemos contribuir de alguna manera a que sea simplemente arte, sin competiciones, sin política. Poco a poco y de esta manera queremos acercar el arte a muchos más públicos y que los artistas se sientan cómodos y puedan expresarse con total libertad, sin restricciones.

En el tema del mercado, no es nuestro objetivo principal. Tenemos que plantearnos actividades, talleres, conciertos, etc. para poder sobrevivir como espacio, pero esto, al mismo tiempo, nos enriquece mucho más y amplía nuestros horizontes tanto de público como en términos de arte.

¿Cómo os veis dentro de este panorama artístico Sevillano?

Cualquier proyecto debe tener un aspecto o valor diferenciador, el nuestro es el Espacio en sí mismo, cualquiera que entra en California puede sentirlo. No somos una galería de arte al uso, ofrecemos algo más, tanto en las actividades que se producen en el Espacio, como en las condiciones que ofrecemos al artista, que son bastante beneficiosas, no vamos a porcentaje con los artistas. Nuestra política hasta el momento es la de cesión de una imagen que nosotros reproduciremos para sacar una serigrafía de tirada limitada, esto es un producto al alcance de cualquiera a un precio muy reducido. A día de hoy, ese es nuestro planteamiento y al mismo tiempo es nuestro valor diferenciador.

A nivel artístico nuestra apuesta es el arte contemporáneo, abrimos el espacio a un tipo de arte que tenga que ver con nosotros mismos, los cuatro tenemos conocimientos artísticos y todo tampoco entra, tenemos nuestro filtro. Cada vez hay más espacios culturales con un perfil multidisciplinar, eso es muy positivo, esperamos que entre todos hagamos que Sevilla se siga llenando de alternativas culturales. Nuestro taller de coworking artístico, sala para exposiciones y actividades tienen sello propio, sólo hay que pasarse a dar una vuelta.

Espacio California

Espacio California

Nada surge de la nada… ¿Cuáles son vuestras influencias o referencias, vuestros modelos a seguir?

Hay muchos espacios alternativos que están surgiendo en la ciudad, tampoco queremos emular a nadie, tan solo queremos trabajar para que este espacio sea sostenible.

Con la crisis, los espacios como el nuestro son los que dan vida a las ciudades, sitios en los que puedes disfrutar y ponerte al día de lo que trae de nuevo el arte contemporáneo y además echarte unas cervecillas y escuchar buena música. Hay varios espacios como Lamosa en Cuenca, la gente de Cienfuegos en Málaga o los chicos del Bigote del Señor Smith en Barcelona a los que de vez en cuando nos gusta espiar para ver qué andan tramando.

La verdad es que no tenemos modelos, sí es verdad que nos sentimos inspirados por todos aquellos espacios que están sobreviviendo en Sevilla y que intentan hacer algo distinto en la ciudad.

Sobre vuestra experiencia en California, ¿Qué destacáis? ¿Que os ha aportado y que estáis aprendiendo? ¿Qué es lo más fácil – lo que más os gusta- y lo más difícil- lo que menos?

Destacar que los círculos de relaciones se van abriendo; cada vez el proyecto se va haciendo más fuerte y tenemos más poder de convocatoria. Lo que menos nos gusta es que dependemos del dinero que autogeneramos para seguir adelante, algunos meses va bien y otros no tanto… y que alguna gente pasa por la puerta y no entra… eso tampoco nos gusta, es un espacio donde se mueve arte contemporáneo y es gratuito, todo el que pasa por la calle debería entrar, vamos a empezar a obligar a la peña… (risas)

Nos gusta como se involucra la gente, como se prestan a colaborar, nos encanta traer cosas nuevas y fresquitas a la ciudad, y no nos gusta que mueva más gente el ensayo de una banda de Semana Santa que los artistas que traemos (que los músicos son geniales, que conste, y nos encanta la música).

Destacaríamos la motivación y la creencia de poder aportar algo, de cambiar aunque sea nuestra pequeña realidad y apostar por algo nuevo y divertido. Aprendemos día a día, la comunicación entre nosotros y el público, el trabajo en equipo, la contabilidad y las relaciones con otros profesionales… Es un camino que se hace poco a poco y en el que hay que invertir tiempo y sobre todo ganas. Todo esto es lo más bonito y lo más difícil.

Espacio California

Para acabar, y algo que pensé desde el primer momento, ¿por qué yo?¿Qué visteis en mí para quererme en vuestras vidas y paredes?

Simplemente fue amor a primera vista. al-Zahra vio un cuadro de Laura colgado en casa de nuestro compañero Ildefonso Cecilia y se enamoró de su pintura. Empezó a obsesionarse, soñaba con esos animales acostados en alfombras persas de los cuadros de Laura y bicheaba su pagina web de manera compulsiva, como una autentica frikifan, nos la enseñó al resto, nos gustó muchísimo.

Y como viste, te propusimos que si querías exponer, esperando que nos mandaras al carajo pero nos dijiste que sí y nos pusimos muy contentos, hicimos el baile de la felicidad.

Por Laura López Balza // Fotos: Miguel Jiménez

 

Comentarios

comentarios

Tags: ,

No comments yet.

Leave a Reply

170416_0762_AlejandroMasferrer_MaasaiMagazine_MiguelJimenez

Alejandro Masferrer, “Hace falta gente que entienda lo global”

Hombre orquesta, hombre del Renacimiento, culo inquieto, creativo, diseñador, fundador de la primera peña sevillista de Londres, organizador de fiestas […]

170403_8694_PabloMerchante_MaasaiMagazine_MiguelJimenez

Pablo Merchante, “Desprovisto de todo, empecé a pintar”

No fue la primera, pero sí pulsó mi alerta. Sé que no he vuelto a verla, y posiblemente la imagen […]

170213_4507_MariaPerezHeredia_MaasaiMagazine_MiguelJimenez

María Pérez Heredia: “Leer el Ulises y ver Las Kardashian no son excluyentes”

Tiene 22 años y dos novelas publicadas en las que, como ella misma advierte, no puede disimular su amor por […]

170331_8561_JoseOrtuno_bn_MaasaiMagazine

José Ortuño. Cineasta y polímata.

La polimatía (del griego πολυμαθία, el aprender mucho −de μανθάνω, aprender y πολύ mucho−) es la sabiduría que abarca conocimientos sobre campos diversos de la ciencia y/o las artes. José Ortuño en […]

170213_4613_FernandoAlda_MaasaiMagazine_MiguelJimenez

Fernando Alda. Diferente se nace

A una hora tan torera como las 5 de la tarde, llegamos al estudio de Fernando Alda, situado en una […]

_MG_9008-61_GabrielMoreno_MaasaiMagazine_MartaHuguet

Gabriel Moreno “Dibujar es el premio”

Es muy fácil enamorarse en el Metro, y eso que la luz no favorece a nadie… Pues a Gabriel Moreno […]