Coppermine y la pócima folk

Texto: Jaime Neira // Fotos: Miguel Jiménez

En la Cuenca Minera de Riotinto existe un grupo de irreductibles músicos que, armados de veteranía y buen gusto, hacen frente a las hordas del chavacanismo imperante. Tienen un secreto escondido en las entrañas de las rocas: SU PÓCIMA FOLK. He dicho folk pero doy por hecho el rock, como la lechuga en las hamburguesas…Victor, […]

Coppermine

En la Cuenca Minera de Riotinto existe un grupo de irreductibles músicos que, armados de veteranía y buen gusto, hacen frente a las hordas del chavacanismo imperante. Tienen un secreto escondido en las entrañas de las rocas: SU PÓCIMA FOLK.

He dicho folk pero doy por hecho el rock, como la lechuga en las hamburguesas…Victor, dejaste el flow (Fügu) y tras un tiempo en barbecho, te reinventas con Coppermine, mucho más personal, ¿qué o quiénes han despertado a ese countryman que llevabas dentro?

Pues creo que sale de esa etapa de barbecho y de un cúmulo de situaciones, como casi todo. Estuve varios años sin ganas de hacer nada de música, me fui a vivir a Nerva donde todo es más directo que en una ciudad, me refiero sobre todo a las relaciones, al no poder pasar desapercibido… todo eso supongo que de alguna manera hace que te centres más. Cambian los ritmos vitales y todo lo que haces influye en uno mismo con más intensidad. Durante este tiempo volví a disfrutar escuchando música con serenidad y sin la ansiedad de estos tiempos de internet, donde nos llega más música de la que somos capaces de digerir. Los pueblos son micro-sociedades reflejo de macro-sociedades, con la ventaja de que todo está a la vista, no tienes opción, como ocurre en las ciudades, de refugiarte en tu familia, barrio, grupo de amigos, ambientes concretos y, en cierto modo, estás obligado a ver y tratar con todo. Eso es una ventaja para el proceso creativo, aunque a veces falte el aire y se necesite todo lo contrario. Creo que todo esto, sumándole vivir rodeado de burros y caballos escuchando a clásicos como Johnny Cash, Chuck Berry, el blanquito de las lentejuelas (Elvis), mucho blues y músicos actuales del palo como Micah P. Hinson, The Coffinshakers, Seasick Steve… por nombrar algunos, que sé que en las entrevistas mola decirlo, fueron sacando de forma natural el soniquete. No es ninguna propuesta pensada, sólo canciones que van saliendo y poco a poco se van quedando conmigo.

Coppermine

La experiencia de Óscar Collado es de sobra conocida así como su versatilidad, ¿ejerce como maestro Yoda?

Nunca mejor dicho, además con la elegancia y la discreción de un maestro Yoda. Tener a Óscar tocando al lado es una gozada. Tiene la sutileza, el nervio y la clase tocando que hacen que los temas crezcan y caminen por caminos que no te habías planteado. Poniendo un símil gastronómico, es un tío que sabe como aliñar una buena ensalada. Además, tiene una cultura musical brutal lo que, además, lo convierte en un perfecto amigo y compañero de cervezas, salidas y entradas.

Próximamente apareceréis en el recopilatorio de Lunar Discos en el homenaje a The Church, habéis ganado el segundo premio de la Diputación de Huelva, habéis presentado en el Anfirock, parece que la carretera es recta y el coche tiene gasolina, ¿cómo lo asimiláis, abrumados, nerviositos, tranquilitos?

Tranquilitos, pero entusiasmados. Aquí todos llevamos mucho tiempo de una manera u otra en esto y sabemos que sólo hay un camino, tocar y tocar mientras se disfrute. La verdad es que estamos muy contentos con todas estas noticias y nos dan ánimo para seguir.

¿Cuál será o pretendéis que sea vuestra próxima parada, disco, single, conciertos, el devenir de la vida…?

Pues ahí estamos. Hemos grabado 8 ó 9 canciones que estamos terminando de mezclar con la intención de moverlas en festivales, sellos, agencias, y sacar un disco sería ideal. Ha sido grabado íntegro en el local de ensayo por Anthuan Jiménez, que es el bajista. Para mi, Anthuan es como un hermano y valoro la suerte de tenerlo tan cerca a diario. Nuestra relación desde niños nos da una afinidad especial a la hora de tocar y de grabar, lejos de la frialdad del estudio. Lo mismo grabamos en el local, que en medio del campo, que en su casa con las nagüillas, depende de cómo nos coja el día. De todas maneras, no tenemos prisa y lo que venga que sea con naturalidad. Pero sin duda lo mas importante para nosotros son los conciertos, es lo que disfrutamos más y, al fin y al cabo, lo hacemos para esto.

Coppermine

Habéis crecido juntos, conocéis el historial de gilipolleces pre-adolescentes, adolescentes y ahora las de “maduritos” de cada uno, no hay medias tintas, ¿eso ayuda o entorpece la creación?

Las medias tintas no conducen a nada, así que sin duda ayuda. Nos conocemos perfectamente y sobre todo, los años hacen que no nos tengamos en cuenta nada. Si uno tiene un mal día, el resto lo sabe y entre todos tratamos de que el tiempo que estamos juntos en el local sea lo mas agradable posible. La idea es esa, que cuando ensayamos sea el rato del día en el que te olvidas de las mierdas que hayas tenido y tratamos de disfrutar de la compañía y la música. Entre nosotros sabemos que cada uno es como es, y aún así nos aguantamos… eso es amor.

No sois famélicos efebos con barba, de mirada nostálgica-sensiblita-inteligente y, sin embargo, vuestras canciones son emotivas, con nervio y letras cuidadas. ¿Os la suda el panorama, creéis que es posible ocupar un lugar digno sin acabar haciendo el gilipollas?

Creo que es posible o al menos quiero creerlo. Y si no es así, apaga y vamonos. De hecho creo que la única manera es que te la sude el panorama. Si haces algo intentando medir desde el gesto a la última nota, es que no tienes nada que aportar, además difícilmente estarás entre los 1500 primeros que han intentado lo mismo. Tampoco se trata de una carrera por inventar el último sonido, simplemente como decía Tarantino en su celebrity de Muchachada Nui: “Haz tus cosas”. Será mejor o peor pero es tuyo, y hacerlo como le sale a uno es, además de lógico, honrado. No se puede tratar de engañar al personal, las mentiras tienen las patas muy cortas.

Coppermine

Decidme un buen compañero de viaje musical.

Para mi, cualquiera de mis compañeros de Coppermine y otros amigos con los que siempre disfruto escuchando música y hablando.

Cómo en las películas de Hitchcock, apareció una versión de Motorhead en vuestro concierto del pasado Monkey Week, ¿un homenaje a vosotros mismos? por cierto, ¿cover o versión?

Bueno, no sé si existe una diferencia entre cover o versión más allá de ser una traducción, pero en cualquier caso tratamos de hacerla lo más nuestra posible llevándola a nuestro terreno. Es divertido ver como una banda tan distinta a tu estilo y una canción que a priori no encajaría en tu repertorio, se convierte en algo que la gente incluso espera que hagas. La verdad es que nos gustó desde el primer momento que la probamos en el local y nos pareció una bonita sorpresa para el directo.

Algunos de vosotros tenéis una doble condición sevillano-nervense, ósea que seríais un Sol y sombra, ¿cuales son las luces y sombras (si es que las hay) de vivir en esta dualidad?

Son sobre todo luces y es ideal para el equilibrio. Tanto mi familia como la de Anthuan son de Sevilla y salvo nosotros, viven aquí. Eso nos permite seguir viviendo la ciudad y no perder el contacto, pero tenemos donde huir cuando uno está estresado o cuando llega junio. La verdad es que somos todos unos enamorados de Sevilla, y fin de semana sí, fin de semana también, estamos por aquí. Todos hemos estado años viviendo en Sevilla y eso crea un vínculo que además estando tan cerca sería una torpeza no mantener.

CoppermineEn cierto modo cada vez que actuáis ejercéis como embajadores de Nerva, ¿se valora?

Pues no lo sé. Quizás sí, al menos tus amigos. Creo que la gente a la que le gusta la música sí lo valora, pero tampoco hay que pensar mucho en esas cosas. Como se suele decir, nadie es profeta en su tierra o al menos para serlo tienes que vivir fuera, algo que me parece lógico. En los pueblos te puedes cruzar con las mismas personas 15 veces el mismo día, eso le da naturalidad a esto que comento. Pero por lo general, y sobre todo cuando tocamos fuera, a la gente de Nerva “le gusta” (lo sabemos por Facebook) y a nosotros nos gusta aún más decir que somos de allí y ejercer de embajadores. Estamos orgullosos de ser y vivir en la Cuenca Minera de Riotinto. Además, en Nerva hay mucha gente con mucha cultura musical y está bien que te pongan en tu sitio.

¿Cruzaremos Despeñaperros?

Nos encantaría. Como ya he comentado, lo que queremos es tocar. Siempre que no nos cueste el dinero, algo desgraciadamente muy usual en el mundillo, estaremos encantados.

Dejamos a estos cuatro irreductibles a la espera de confirmación de próximos conciertos que se repartirán por la geografía onubense e hispalense. Estad tranquilos y tened por seguro que a estos bardos nadie los va a amordazar y amarrar a ningún árbol para que no canten, como ocurría en la aldea gala de Asterix, todo lo contrario, la gente siempre les pedirá “otra”. Tiempo al tiempo.

Podéis escuchar y encontrar a Coppermine aquí:

https://coppermine.bandcamp.com/

https://twitter.com/Coppermineband

coppermineband.wordpress.com

Por Jaime Neria // Fotos: Miguel Jiménez

Tags: ,

Leave a Reply

2016_MonkeyWeek_FP100c_7_ig

Monkey Week en fotos

Este año se celebra la décima edición del Monkey Week, un festival de música que los maasais hemos tenido la […]

ellinchamientodigital

Usar las redes, caer en las redes

  Basilio Baltasar (Ed.). El linchamiento digital. Acoso, difamación y censura en las redes sociales. JotDown Books. 181 pp. «En […]

181010_181024_MaasaiMagazine_MiguelJimenez_PedroAlvarez

Pedro Álvarez Molina, documentalista de “La Peste”: Sevilla era Nueva York.

El año pasado, una serie ambientada en Sevilla sacudió nuestras pantallas. Más allá de un guión hipnótico y excelentes actuaciones, […]

Cartas renovadas_maasaimagazine

Colón: el fin como comienzo.

Cristóbal Colón. Cartas renovadas. Edición a cargo del colectivo Fut i Makak. West Indies Publishing Company. 130pp. Han pasado más […]

IMG_20180918_154825_MaasaiMagazine_ElTruco

El difícil arte de tomar decisiones

El difícil arte de tomar decisiones Víctor Barba. El truco. West Indies Publishing Company. 150pp. Todo el mundo ha pensado […]

LosNInosInvisibles_foto_MaasaiMagazine

El camino y las migas de pan

El camino y las migas de pan Bernardo Ortín. Los niños invisibles. Historias ilustradas. Jot Down Books. 147 pp. ¿Quiénes […]