SEFF 2016. Crónica Domingo 6

Entrevista: Antonio Bret //

Heartstone (Guðmundur Arnar Guðmundsson, 2016, Sección Oficial). ¿Cuántas películas más se podrán hacer sobre el paso de la adolescencia a la madurez en un entorno hostil? Si hace poco pudimos ver Sparrows ahora le toca el turno a Heartstone, una película con el punto en común de ser una ‘coming of age’ centrada en el despertar sexual de un adolescente en un recóndito pueblo pesquero islandés. Padres que no se sorprenden si sus hijos no pasan la noche en casa, borrachos, homófobos y machistas, cuya educación se basa en la represión del que se siente diferente y para los que apenas hay cariño. A pesar del magnífico uso de los paisajes panorámicos, Heartstone es íntima y sobrecogedora, rematada por una impresionante interpretación de los adolescentes, cuerpos atormentados que buscan ante todo el amor y el placer y que, cuales escarabajos kafkianos, no dudan en cortar de raíz lo que les ata al suelo (o al mar) y, quizás, desaparecer sin llegar a ser insecto, quizás pez feo y extraño. Una pequeña joya que duele, alejada de sensacionalismos.

heartstone_05

“Heartstone”. Guðmundur Arnar Guðmundsson

American Honey (Andrea Arnold, Sección Oficial, 2016). La primera gran decepción del festival. La realizadora Andrea Arnold sigue empeñada en retratar el desarraigo familiar en ratio 4:3, como ya hiciera con bastante éxito en Fish Tank, en una pretenciosa road movie, un viaje iniciático de una hippie que se une a un grupo de vendedores de revistas, con la intención de darle un sentido a su vida, de, quizás, lograr cumplir su sueño: comprarse una caravana. Con un estilo documental que remite a Harmorie Korine, American Honey es un deslavazado conjunto de escenas protagonizadas por personajes desdibujados, clichés del desamparo, que no llegan a empatizar con el espectador porque no tienen nada que contar. Como si estuviese rodada a salto de mata, ahora celebramos un cumpleaños rodeados por un fuego, ahora entramos en una casa de pijos para vender los magazines, ahora me voy de barbacoa con unos rednecks magnates y horteras, vestidos de blanco. Uno no llega a explicarse nada de lo que ocurre, el aburrimiento impera y lo único que podemos agradecer es que a la directora no se le haya ido de las manos cargando las tintas en la violencia física. Demasiada ambición para un ejercicio torpe y sin rumbo.

american-honey

“American Honey”. Andrea Arnold

Con Le Parc (Damien Manivel, 2016, Las Nuevas Olas) no nos pararemos mucho: contar, simplemente, que el director ha tenido un empacho de Nouvelle Vague, Pedro Costa y Apichatpong Weerasethakul, una pareja en un parque cuya historia deviene en asuntos oníricos que oscilan entre el estupor y el ridículo.

le-parc

“Le Parc”. Damien Manivel

Le Fils de Joseph (Eugene Green, Sección Oficial, 2016). Obra maestra total, compendio de literatura, arquitectura, poesía y música, para una historia de venganzas que se asiste con asombro y una sonrisa que ilumina y llena el alma. Le Fils de Joseph trasciende el mero ejercicio cinematográfico para confeccionar un alegato en pos de la bondad humana y en contra de estos tiempos cínicos que nos ha tocado vivir, una reflexión sobre la luz interior (y como alcanzarla) con el estilo único de Green: diálogos declamados, brillantes réplicas para enmarcar e interpretaciones despojadas de (casi) cualquier emoción para alcanzar la VERDAD, siguiendo las enseñanzas de Bresson. Una película insuperable, un milagro bendito al que asistir con lágrimas en los ojos en el que, además, hay lugar para la risa. Si en La Sapienza, esa búsqueda de Dios y la verdad se realizaba teniendo como punto de vista la arquitectura barroca italiana, en Le Fils de Joseph, el destello de vida emerge de nosotros mismos, enfermeros y pacientes, a la vez, de este gran hospital al que llamamos mundo.

le-fils-de-joseph

“Le Fils de Joseph”. Eugene Green

Comentarios

comentarios

Tags: , , , ,

No comments yet.

Leave a Reply

170416_0762_AlejandroMasferrer_MaasaiMagazine_MiguelJimenez

Alejandro Masferrer, “Hace falta gente que entienda lo global”

Hombre orquesta, hombre del Renacimiento, culo inquieto, creativo, diseñador, fundador de la primera peña sevillista de Londres, organizador de fiestas […]

170403_8694_PabloMerchante_MaasaiMagazine_MiguelJimenez

Pablo Merchante, “Desprovisto de todo, empecé a pintar”

No fue la primera, pero sí pulsó mi alerta. Sé que no he vuelto a verla, y posiblemente la imagen […]

170213_4507_MariaPerezHeredia_MaasaiMagazine_MiguelJimenez

María Pérez Heredia: “Leer el Ulises y ver Las Kardashian no son excluyentes”

Tiene 22 años y dos novelas publicadas en las que, como ella misma advierte, no puede disimular su amor por […]

170331_8561_JoseOrtuno_bn_MaasaiMagazine

José Ortuño. Cineasta y polímata.

La polimatía (del griego πολυμαθία, el aprender mucho −de μανθάνω, aprender y πολύ mucho−) es la sabiduría que abarca conocimientos sobre campos diversos de la ciencia y/o las artes. José Ortuño en […]

170213_4613_FernandoAlda_MaasaiMagazine_MiguelJimenez

Fernando Alda. Diferente se nace

A una hora tan torera como las 5 de la tarde, llegamos al estudio de Fernando Alda, situado en una […]

_MG_9008-61_GabrielMoreno_MaasaiMagazine_MartaHuguet

Gabriel Moreno “Dibujar es el premio”

Es muy fácil enamorarse en el Metro, y eso que la luz no favorece a nadie… Pues a Gabriel Moreno […]