O Sister! Llegar al pasado

Texto: Joaquín DHoldan // Fotos: Rafael Tovar

 

O Sister! - Maasai Magazine

Muchos autores han supuesto la posibilidad de viajar en el tiempo. Esto es, desplazarse al pasado o al futuro. Se plantea así la “paradoja del abuelo” (un hombre viaja al pasado, mata a su abuelo, por lo que no nace, al no nacer no puede viajar y matar al viejo, por lo que sí nace, y así indefinidamente). Otros escritores plantean que si fuera posible cambiar el pasado lo harían por un universo paralelo. Ray Bradbury, Mark Twain, o el francés René Barjavel, fueron algunos de los que ficcionaron sobre ello. Einstein le dio una base científica dentro de la Teoría de la Relatividad. La cultura pop con películas como “Regreso al futuro”, cómics y series de TV como “The Flash” o “Dr. Who”, también lograron que pensemos en ellos. Porque, seamos sinceros, en el fondo hay algo que nos dice que es posible.

¿Si hiciéramos un viaje al pasado en qué momento nace O Sister!?

Durante la crisis de 2007 pensamos: “Lo que pega ahora es hacer música de la gran depresión” (risas)

¿Es cierto entonces que las crisis ayudan a la creatividad?

Lo cierto es que el desempleo genera más tiempo libre. O quizás la verdad es que tenemos la sensación de que hay menos que perder. La crisis ayudó a centrarnos más en el grupo. Luego de la crisis seguimos tocando aquellos que no podemos vivir sin tocar, los que sentimos que es una forma de vida, más allá de las comodidades y de la estabilidad. La crisis era el entorno, la circunstancia, pero el origen del grupo no viene de ella.

O sea que más allá del entorno de crisis la idea de formar un grupo de jazz tipo años 30 ¿de dónde viene?

El origen real es cuando Paula descubre un trío de hermanas de Nueva Orleans, The Boswell Sisters, que fueron la inspiración. Ella estaba viviendo en Barcelona y hacía tiempo que manejaba la posibilidad de hacer algo con voces femeninas. Cuando escuchó a esas hermanas fue como una revelación. Tenían el repertorio adecuado, verdaderas joyas que valía la pena rescatar.

O Sister! - Maasai Magazine

Viajemos un poco más atrás en el pasado. ¿Cómo descubre Paula a las Boswell?

Fue porque mi padre se había comprado un disco recopilatorio de grupos vocales de los años 30 y 40, estaban The Andrew Sisters, The Mills Brothers… Y había 3 temas de un trío llamado The Boswell Sisters. Al escucharlas por primera vez me llamaron sobremanera la atención sobre el resto de grupos y, posteriormente, fue cuando empecé a buscar información por mi cuenta para saber quiénes eran esas mujeres que tenían esa forma de interpretar tan interesante. Como consecuencia de esa búsqueda di más tarde con una web americana (página creada por una fan del grupo, Cynthia Lucas, que fue la primera persona con la que contacté en EEUU relacionada con las Boswell) que me facilitó un montón de información.

Ese fue el chispazo que faltaba.

Claro. Paula contactó con Helena Amado, que estaba en Madrid, porque habíamos coincidido en proyectos corales y sabíamos que nuestras voces empastaban bien. Al principio manejamos hacer un trío femenino, llegamos a hacer un casting (risas) pero probamos otras cantantes y era difícil, tener formación en música no bastaba, incluso en música antigua como el caso de Helena, no era suficiente. Además de cantar bien las voces debían tener ese punto que supimos era complicado conseguir.

¿Y cómo se les ocurrió que la solución estaba en casa fichando a Marcos Padilla (el hermano de Paula)?

Marcos había estado con Helena en el coro del Ateneo que dirige Antonio Martínez Oliva, aunque luego también en algunos proyectos de música antigua de manera ocasional. Más tarde estuvimos en proyecto eLe (formación de música contemporánea experimental), en 2003, el primer grupo en el que ya coincidimos los tres.

Pero los hermanos seguro que habían cantado en el pasado.

De niños, en los viajes familiares, lo típico de cantar en el coche (risas). Pero con más entidad es cierto que fue en coros o en el caso de Paula en grupos de pop. Se dio así, aparecieron las Boswell cuando buscábamos un proyecto así. Marcos tiene una tesitura muy alta, lo probamos y vimos que molaba.

O Sister! - Maasai Magazine

¿El siguiente en entrar al grupo quién fue?

Empezamos los tres y pensamos en buscar un músico. Paula empezó clases de guitarra con Matías Comino y en la segunda clase le puso a las Boswell. Luego en un estudio Javi Mora le mostró una grabación de los tres cantando un tema a capela y dijo “Ya tienen guitarrista”. Necesitábamos eso, alguien que se entusiasmara con el proyecto, y así empezamos los cuatro.

¿Cuándo los vio el público por primera vez?

El primer concierto fue un 28 de junio de 2008. El recuerdo es: sudar como pollos. No pasamos tanta calor en la vida (risas). Era en La Casa de Max.

¿Ya iban vestidos de época?

Sí, sí. Desde el principio teníamos claro que esa era la estética.

¿Y la gente qué tal?

Pensamos que si no se marcharon, con el calor que hacía, ¡debía ser que les estaba gustando! (risas). Pero bueno, muy bien. La gente muy entusiasmada. El paso siguiente fue que apareció Alberto Marina, nuestro mecenas, un melómano que escribía sobre jazz. Tenía la revista Discóbolo. Nos dio el apoyo y la energía para hacer el primer disco. A través de ellos hicimos la preventa del disco y nos ayudó a tener atrás un colectivo.

Supimos que si íbamos a grabar un disco necesitábamos un bajo y una batería. Aunque si seguimos dando saltos por el pasado, antes grabamos una maqueta que nos permitió entrar en el circuito de Jazz en la Provincia (organizado por la Diputación de Sevilla), importante también para recaudar fondos para Crazy people, el primer disco.

¿Cómo llega el resto de la banda?

En un festival indie en el Teatro Alameda hicimos un doblete con Las Buenas Noches. Camilo Bosso es el bajista de ellos y esa noche tocó el contrabajo con nosotros y ya desde ahí…

A Pablo lo conocíamos de tiempo atrás. Cuando Paula envió el mail a todos sus contactos comunicando que tenía un grupo de jazz y swing, fue el primero que contestó “¡Swing!, me encanta el swing”. Luego vino a vernos a una actuación a Mairena y ya se incorporó.

O Sister! - Maasai Magazine

Pablo Cabra también es batería de Sr. Chinarro, tienen al contrabajo de Las Buenas Noches, sin duda O Sister! es un proyecto atractivo para un músico.

Y además si bien nació de Paula, hoy es algo colectivo e independiente, las decisiones son democráticas, los arreglos son colectivos. Aunque en general Paula propone un tema, cada ensayo es un gran curro hasta lograr hacer lo que nos conmueve. Desde que presentamos el primer disco en La Casa de la Provincia teníamos claro qué era lo que íbamos a hacer. Ser independientes lleva más trabajo, por supuesto. Pero nadie impone nada.

¿Qué dijo esa señora norteamericana experta en las Boswell cuando los escuchó por primera vez?

Estamos desde entonces conectados, y decía “¡Brava!” y cosas así (risas). Decía que habíamos captado muy bien la esencia.

Una opinión importante.

Fíjate. Ella facilitó todo. En la web tenía un foro que Paula consultó desde el principio. Se dedicó a cuidar su legado, recopilar temas, grabaciones, partituras, algunas filmaciones, contactar con los descendientes.

He leído  que una de las hermanas Boswell estaba en silla de ruedas.

Sí, aunque se ve que los productores querían disimularlo y aparece siempre sentada o tapada por el piano, por lo visto tuvo la polio. Pero nada la detuvo. Eran unas pedazos de músicos. Tocaban todos los instrumentos hasta que se centraron en las voces. Hicieron un aporte increíble. Tres mujeres, jóvenes, de una familia inmigrante pero de clase acomodada, con mucha formación musical que salen a su ciudad a recopilar la música más popular, de raíz más negra, la música de la calle. Se empapaban del lenguaje del jazz original y lo nutrían con sus conocimientos musicales más clásicos de armonía para crear un estilo propio. Ella Fitzgerald las señala como su más importante influencia.

O Sister! - Maasai Magazine

Me quedé pensando en esa señora de Austin que sabe que el grupo que cuida el legado de su grupo favorito es de Sevilla.

En realidad las primeras en interpretar el repertorio Boswell, en crear un grupo tributo, fueron las veteranas The Pfister Sisters, que son tres señoras de Nueva Orleans conocidas entre los músicos de la ciudad, aparecen en un capítulo de la serie Treme de la HBO.

Cynthia les pasó la partitura para que grabasen un tema inédito de las Boswell, según vi en Internet.

Sí, una gran responsabilidad. Mucha magia. Nosotros no nos habíamos planteado hacer temas propios, en principio había mucho repertorio de ellas para explorar. Y estaba la historia casi de arqueología, ¿no? Además no íbamos a los hits sino a los que nos gustaban más, o a los más interesantes, o que tenían algo musical arriesgado, extraordinario. Queríamos primero impregnarnos del estilo. Caminar por las mismas vías que ellas. Al principio sacábamos los arreglos tal cual.

Con la modificación de la voz masculina.

Eso. Y el paso definitivo fue You-Dle-Ee-Oo-De-Oo. Esta buena señora nos pasó la partitura de ese tema totalmente inédito.

¿Está en Shout, Sister!, el segundo álbum?

No. Hicimos el vídeo y otro sobre el proceso desde que recibimos la partitura que, como te dijimos, nunca fue grabada, hasta que nos animamos a completarla porque veíamos que la primera estrofa era más corta, estaba incompleta. Incluso le compusimos una segunda parte más rápida.

O Sister! - Maasai Magazine

Fue como el momento top. Ya no son sólo una banda que versiona.

Suponemos que tanto Cynthia Lucas como la nieta de las Boswell, Kyla Titus, vieron que queríamos, no sólo hacer un homenaje, sino continuar su camino.

¿Consideran hacer temas propios? Digo porque imagino que el repertorio de ellas tendrá un tope y quizás sean ustedes los indicados para superarlo. Así como ellas dieron un salto…

Bueno (piensan), no todos los temas que están en nuestros discos los hicieron las Boswell. Muchas son canciones de la época que simplemente nos apetecía adaptar a nuestro formato influenciados por el estilo Boswell, y que hemos armonizado y arreglado para ello. En principio disfrutamos eso de buscar joyas. Pero sí, existe la inquietud de hacer nuevas cosas. También el mundo del jazz es infinito y, aunque versionemos, la gente sabe apreciar cada pequeño arreglo. De hecho podríamos volver a grabar el primer disco con la nueva versión de los mismos temas. Hay cosas intangibles que para empezar a crear queríamos aprender. Igual ese repertorio es una fuente inagotable y a esas canciones ya logramos imprimirle nuestra personalidad. Del repertorio Boswell nos solemos quedar con los temas más originales y rarezas, y también los que nos atraen más armónicamente o por sus letras. También hacemos temas que son más conocidos para el público aficionado, pero que no hicieron las Boswell, temas como Puttin’ On The Ritz, Anything Goes o Dream A Little Dream Of  Me, que simplemente nos apetecía armonizar a tres voces.

En el punto en que se encuentra ahora mismo el grupo, ya nos ronda la idea de trabajar nuestras propias composiciones, es un trabajo que estamos comenzando y esperamos de sus frutos en un futuro próximo

En las Spooky Sessions hay un tema en español. ¿De dónde sale?

Esas son canciones sobre el miedo y el humor, por eso las hicimos juntas. Raska-yú es un ejemplo de lo que decíamos, no se trata de un tema que hicieran las Boswell. Está compuesto en español originalmente, se hizo muy popular en la España de posguerra, aquí mucha gente lo conoce, no es una canción norteamericana. De hecho su ritmo original sería más el de un pasodoble que nosotros llevamos a swing.

La composición se atribuye al mallorquín Bonet de San Pedro en 1943, pero esto no está del todo claro. Hay quienes dicen que su título e instrumentación fueron tomados del tema I’ll Be Glad When You’re Dead, Rascal You, una de las primeras apariciones de Louis Armstrong en una pieza corta de Betty Boop fechada en 1932, pero también pudo ser un plagio de un bolero cubano llamado Boda Negra que habla de una macabra historia de amor, que es la misma que relata esta canción.

O Sister! - Maasai Magazine

Ya me parecía extraño, en un momento dice algo de “bailando sevillanas”.

La letra de la versión de Bonet de San Pedro, efectivamente, no dice nada de sevillanas (risas). Habla de la sardana (el baile catalán), eso fue una broma por llevarlo a nuestro terreno.

En ese mismo EP, vuestro tercer trabajo editado, que además se puede ver en vídeo, hay más músicos.

Para los discos siempre nos gusta contar con músicos amigos que puedan aportar más color a los temas, contar con una formación estable de ese tipo no es algo que nos podamos permitir más que en conciertos puntuales, así que es una manera de ofrecer un plus con el disco. En el Spooky Sessions colabora el pianista cordobés Ángel Andrés Muñoz, que ha tocado en todos nuestros discos y compartido escenario varias veces. Desde que grabamos con él la primera vez en 2009, nos dimos cuenta de que era un tipo excepcional, con una versatilidad y destreza asombrosa al piano y que encajó muy bien con nuestra manera divertida de entender la música. Ya es como de la familia y cuando el caché lo permite -o en ocasiones especiales, como el concierto que daremos en Sevilla el 25 de este septiembre- nos encanta llamarle para que toque con nosotros.

El otro músico del Spooky, el trompetista, es Daniel Cano, un chico al que conocimos hace poco tiempo de verle tocar en las jams en el Naima y con la big band de la Universidad. Él viene de tocar jazz más moderno pero es muy buen músico y se supo adaptar muy bien a nuestro estilo. Ahora vive en Inglaterra, donde está tocando mucho, y hace unos meses grabó su primer disco en solitario.

Debe ser difícil encontrar músicos, por el estilo además.

Hemos hecho un trabajo específico muy profundo. Un jazz muy de raíz. Tuvimos que aprender algunas cosas de cero. No se toca igual, nos ha pasado con músicos que vienen del clásico, con mucha formación y ahí nos damos cuenta del trabajo que hemos hecho, no es fácil mimetizarlo, es un jazz muy pegado al blues.

O Sister! - Maasai Magazine

En 1930 fue el primer mundial en Uruguay.

Y hacemos temas todavía anteriores. Shine On, Harvest Moon, está en nuestro primer disco es de 1908.

¿Cómo fue tocar en Nueva Orleans?

Espectacular. En EEUU, concretamente en Nueva Orleans, estuvimos por primera vez tocando hace poco, en otoño del año pasado. Justo en octubre hará un año y queremos sacar un video para rememorar nuestra participación en el encuentro Boswell y como agradecimiento a los mecenas que nos ayudaron -a través del crowdfunding- a hacer realidad ese viaje. Todos nos decían que parecíamos locales. No notamos la distancia. Seguramente el ser del sur nos hace tener mucho en común. El sur tanto de España como de EEUU tiene ese algo que quizás sea el ingrediente clave.

También por eso las letras tienen humor y tocan temas populares.

Exacto. Son muy divertidas y las Boswell eran muy payasas, ser reían de sí mismas. Se las ve con esa picardía, ese rollo que fue lo que nos terminó de conectar con su música. El jazz era el pop de esa época. El swing era alegría, baile. La nieta de las Boswell nos mostró un video y se les nota la alegría, salen haciendo caras, en fin, las mismas chorradas que nosotros. Al fin y al cabo nuestro primer disco se llama Gente Loca (risas). También hay una parecida al tango Cambalache, son reivindicativas, no de forma directa, a veces por el tema o cómo lo cantan. Aunque sobre todo son temas de amor y desamor, o sea, temas muy populares.

Hablando de discos ¿cómo plantean las grabaciones?

Todos tocando en directo, juntos, de verdad, con la madera, con imperfecciones, tal cual como era en ese entonces, es una forma de mantener y lograr ese sonido. También por eso la importancia del directo y por eso la estética. Vestirse desde el hotel es meterse en el personaje, es prepararse y preparar a la gente para una experiencia.

O Sister! - Maasai Magazine

Que es vieja y nueva. A la vez y tiene algo didáctico ¿verdad?

Es un repertorio de 80 años, explicar o contar una pequeña anécdota ayuda al público a ubicarse mejor. Explicar un poco las letras en inglés ayuda a entender la intención del tema.

Hay un mito de que el español habla mal inglés, ustedes desafían eso.

Tenemos a Camilo (nació en Londres pero es de madre estadounidense y padre argentino), que es el encargado de dar las collejas (risas).

¿Y a ustedes qué grupos les gustan? ¿Hay algo parecido que les llame la atención?

Más que grupos vocales, que hay pocos en Españay que tienen un estilo diferente al nuestro, hay grupos de swing, tengan la formación que tengan, que nos han llamado la atención por la fuerza de su propuesta. Normalmente esos son los grupos que estamos tratando de traer a nuestro festival Sevilla Swing.

En lo nacional está el grupo de nuestro amigo el clarinetista catalán Juli Aymí, que grabó en nuestro segundo disco, y que ahora tiene una banda con muy buenos músicos que se llama Bumpy Roof Band. El año pasado contamos en el festival con un grupo manouche muy bueno, se llaman Ménilmontant Swing.

Y en lo internacional, el año pasado nos trajimos a los Dixie Ticklers de Londres y por decir algún otro grupo actual de swing que nos haya gustado últimamente: The New Orleans Jazz Vipers, con los que coincidimos en Nueva Orleans y ¡son fantásticos!

O Sister! - Maasai Magazine

Si viajamos al futuro ¿qué nos encontramos?

El tercer disco, por supuesto, (risas).

HG Wells escribió “La máquina del tiempo” y diseñó un vehículo que daba saltos en el tiempo, la buena noticia es que un grupo musical de Sevilla ha hecho posible este sueño. Una perfecta máquina que permite saltar a los años 30, pero además del tiempo, permite un desplazamiento en el espacio, directamente del Guadalquivir al Mississippi.

Tags: , , , , , , ,

No comments yet.

Leave a Reply

2016_MonkeyWeek_FP100c_7_ig

Monkey Week en fotos

Este año se celebra la décima edición del Monkey Week, un festival de música que los maasais hemos tenido la […]

ellinchamientodigital

Usar las redes, caer en las redes

  Basilio Baltasar (Ed.). El linchamiento digital. Acoso, difamación y censura en las redes sociales. JotDown Books. 181 pp. «En […]

181010_181024_MaasaiMagazine_MiguelJimenez_PedroAlvarez

Pedro Álvarez Molina, documentalista de “La Peste”: Sevilla era Nueva York.

El año pasado, una serie ambientada en Sevilla sacudió nuestras pantallas. Más allá de un guión hipnótico y excelentes actuaciones, […]

Cartas renovadas_maasaimagazine

Colón: el fin como comienzo.

Cristóbal Colón. Cartas renovadas. Edición a cargo del colectivo Fut i Makak. West Indies Publishing Company. 130pp. Han pasado más […]

IMG_20180918_154825_MaasaiMagazine_ElTruco

El difícil arte de tomar decisiones

El difícil arte de tomar decisiones Víctor Barba. El truco. West Indies Publishing Company. 150pp. Todo el mundo ha pensado […]

LosNInosInvisibles_foto_MaasaiMagazine

El camino y las migas de pan

El camino y las migas de pan Bernardo Ortín. Los niños invisibles. Historias ilustradas. Jot Down Books. 147 pp. ¿Quiénes […]