SEFF 2016. Crónica sábado 12

Entrevista: Antonio Bret //

Sábado 12 – De turismo nazi y atentados en París

 

Y llegamos a la última jornada del SEFF2016, una de las mejores ediciones que recuerdo, con una Sección Oficial repleta de estupendas producciones y unas propuestas paralelas que no vienen sino a elevar la propuesta del Festival de Sevilla a la liga de los superfestivales nacionales. Y antes de ver la que fue nuestra penúltima película, le echamos un vistazo al palmarés, encabezado por la maravillosa, excéntrica y excesiva Ma Loute (Bruno Dumont, 2016) que se alzó con el Giraldillo de Oro y el premio a la mejor actriz para la jovencísima Raph. También hubo premios para la misteriosa producción gallega Mimosas del asimismo misterioso Oliver Laxe; Le Fils de Joseph (Eugène Green 2016), premios al mejor guión (del propio Green) y mejor actor, un también jovencísimo Victor Ezenfis. Para nuestro pesar, Malgré La Nuit (Phillippe Grandrieux), favorita de esta santa casa, se fue a casa de vacío. Aunque, me temo, no fue ni siquiera vista en su integridad por el jurado internacional.

Austerlitz (Sergei Loznitsa, 2016, Las Nuevas Olas_No Ficción). El saber estar es una de las más grandes cualidades del ser humano. Así como a uno no se le ocurriría ir a comprar el pan en frac, esmoquin o vestido de noche, tampoco en calzonas iríamos a recibir a un invitado en una cena especial. Y de saber estar, de sensibilidad, de ser consciente del momento, del espacio que uno pisa, de advertir la dimensión que nos rodea en toda su magnitud va este Austerlitz dirigido por el documentalista Sergei Loznitsa. Una propuesta radical que produce el rechazo del espectador no habituado a experimentos austeros y espartanos, pues Loznitsa se limita a colocar la cámara en un lugar, en este caso, un campo de concentración, y dejar que los turistas paseen por sus fronteras, cargando palos de selfie, cámaras incrustadas en el móvil, cámaras reflex, cámaras baratas digitales; turistas simulando ser prisioneros del campo, agarrados a la valla, rematada por el lema “Arbeit Macht Frei” (“El trabajo os hará libres”); turistas paseando por encima del almacén de leña con la que quemaban los cadáveres, llevando camisetas con lemas irónicos, con el rostro de populares héroes de series de TV actuales; turistas colocados, sonrientes, frente a hornos crematorios, para inmortalizar su presencia. Sin un comentario que nos ofrezca asidero alguno, se les niega la palabra a estos visitantes, que asisten, con mayor o menor entrega, a las charletas de los guías, que pasean por entre el gris cemento con sensación de estar allí porque estaba en la guía, porque había que estar, porque en la lista de cosas por hacer en la vida ya he marcado ir a un campo de concentración. Se entiende que uno quiera visitar uno de estos lugares, incluso que quiera capturar en fotografía su horrenda arquitectura. Pero uno no llega a entender qué necesidad hay de verse en un campo, de llevar a niños que no llegan a los 10 años a que jueguen en el mismo sitio en el que millones de personas fueron torturadas y gaseadas. Como dijimos, no muchos entenderán la película de Loznitsa y, aunque existe un propósito estético, con ese blanco y negro ala Lista de Schindler, Austerlitz logra, en mayor medida que otros documentales, capturar la esencia y la verdad.

austerlitz

Austerlitz. Sergei Loznitsa

Nocturama (Bertrand Bonello, 2016, Sección Oficial Fuera de Concurso). Esta es la historia de un director de cine francés que decide hacer una película sobre unos jóvenes que atentan contra París, a la vez, en distintos lugares de la ciudad y que, por ironías crueles del destino, ve como dicha película se vuelve realidad antes siquiera de haberla estrenado. Rechazada por Cannes para no levantar ampollas y herir sensibilidades, el cineasta responsable de títulos como Saint Laurent y Casa de tolerancia pretende en Nocturama plasmar la angustia adolescente y sus tremendas contradicciones en una película dividida radicalmente en dos partes: la preparación de los atentados, una virtuosa planificación en la que el diálogo brilla por su ausencia, y la posterior huida y encuentro en un centro comercial. Allí, estos jóvenes de distintas edades, géneros y etnias encontrarán, paradójicamente, un hogar cómodo y alejado de una vida que, o les es hostil, o no les entiende, por más que algunos de ellos tengan una pinta de pequeño burgueses que ríase usted de un estudiante de ADE. En ningún momento Bonello quiere darnos explicaciones, por más que algunos planos irritantemente repetidos se empeñen en lo contrario (la estatua de Juana de Arco ”llorando” por efecto de la gasolina que cae sobre su rostro, el enfrentamiento entre dos jóvenes y sendos maniquíes que visten iguales que ellos: ¿se han convertido éstos en figuras antropomórficas destinadas a la promoción de marcas, entes de plástico sin personalidad, anuncios andantes?). Si olvidamos estos efectismos un tanto pueriles, “Nocturama” nos asalta con una pasión enfebrecida, con momentos tan alucinantes como el playback del “My Way”, versión de Shirley Bassey. Una película más de sensaciones, más de elaborar un estado mental y social que de contar una historia a la vieja usanza.

nocturama

Nocturama. Bertrand Bonello

Comentarios

comentarios

Tags: , , , ,

No comments yet.

Leave a Reply

171030_200848_QuitinVargas_MaasaiMagazine_MiguelJimenez

El viaje de regreso de Quentin Gas y los Zíngaros

La palabra regresar significa volver al punto de partida, también significa restituir una cosa a su dueño. Hay quien afirma […]

170416_0762_AlejandroMasferrer_MaasaiMagazine_MiguelJimenez

Alejandro Masferrer, “Hace falta gente que entienda lo global”

Hombre orquesta, hombre del Renacimiento, culo inquieto, creativo, diseñador, fundador de la primera peña sevillista de Londres, organizador de fiestas […]

170403_8694_PabloMerchante_MaasaiMagazine_MiguelJimenez

Pablo Merchante, “Desprovisto de todo, empecé a pintar”

No fue la primera, pero sí pulsó mi alerta. Sé que no he vuelto a verla, y posiblemente la imagen […]

170213_4507_MariaPerezHeredia_MaasaiMagazine_MiguelJimenez

María Pérez Heredia: “Leer el Ulises y ver Las Kardashian no son excluyentes”

Tiene 22 años y dos novelas publicadas en las que, como ella misma advierte, no puede disimular su amor por […]

170331_8561_JoseOrtuno_bn_MaasaiMagazine

José Ortuño. Cineasta y polímata.

La polimatía (del griego πολυμαθία, el aprender mucho −de μανθάνω, aprender y πολύ mucho−) es la sabiduría que abarca conocimientos sobre campos diversos de la ciencia y/o las artes. José Ortuño en […]

170213_4613_FernandoAlda_MaasaiMagazine_MiguelJimenez

Fernando Alda. Diferente se nace

A una hora tan torera como las 5 de la tarde, llegamos al estudio de Fernando Alda, situado en una […]