Like a Wave, “Innovar dentro del barrio”

Texto: Alejandro Rojas // Fotos: Miguel Jiménez

Hola. No soy LAB, soy un ROBORE. No, es broma. Pero cómo mola la palabra ROBORE. Una jartá. Voy con el tiempo justo, como siempre. No me da tiempo de ná. Todo el día viviendo al límite. Mercadona parriba, guardería pabajo. Un no parar. Vaya mañanita que me ha dado el Ryan Goslinsito. Tenía antojito […]
Like a wave

Nazaret Escobedo y Jesús Tovar entrevistados por Alejandro Rojas en La Importadora Shop&Gallery

Hola. No soy LAB, soy un ROBORE. No, es broma. Pero cómo mola la palabra ROBORE. Una jartá. Voy con el tiempo justo, como siempre. No me da tiempo de ná. Todo el día viviendo al límite. Mercadona parriba, guardería pabajo. Un no parar.

Vaya mañanita que me ha dado el Ryan Goslinsito. Tenía antojito de tarrinas de a kilo de menudo del Viso del Alcor. Sí, los de Casa Capote. Menos mal que lo he convensido. Le he dicho que mejor otro día. Que se me está poniendo talluíto.

Voy a entrevistar a LIKE A WAVE. Es decir, a Nazaret Escobedo y Jesús Tovar. Compañeros de profesión. Mártires del proceloso mundo del diseño y la comunicación 2.0. Y muy buenas personas humanas. Juntos fundaron una agencia diferente que cuida mucho sus proyectos. LIKE A WAVE es diseño estratégico, honestidad, humor, amor por el diseño, creatividad, inteligencia, y mucho más. Los entrevisto en “La Importadora, Shop&Gallery” de Soho Benita, que es, como su nombre indica, tienda y galería de arte a la vez. Esas moernuras que hasen ahora. Está llena de ropa chulísima. También venden cosas molonas y curiosas. Tienen unos tirachinas cabezudos de madera tallada y policromada a mano que son una pasada.

Hambre, dise. No he comido nada en toda la mañana. Así que me pido un pavía de bacalao en Casa Manolo, el de la Alfalfa. ¿Se dise asín, no? Un pavía. Me tomo dos servesas y una pechuga plancha con papa frita. Ya estoy listo.  Allá vamos.

En Sevilla, ¿es peligroso ser distinto, disentir de lo oficial?

Nazaret: Si vas a pedir un crédito, sí. Si buscas destacar para nada.

Jesús: Te da mayores oportunidades respecto a los que hacen lo mismo que tú. Pero también hay un sector al que no le gustan lo cambios. Aunque ese sector no nos interesa.

¿Porqué no os habéis ido de aquí?

N: Es un momento de cambio en Sevilla. En vez de buscar lo que nos motiva en otra ciudad o país, optamos por formar parte de ese cambio. Ser partícipe de él. Y en cuanto muevas un poco, el resultado es palpable. La ciudad es pequeña y pronto se notan las nuevas acciones. J: Sí, y además te das cuenta de que no estás tan solo. Hay mucha gente afín a esta mentalidad de cambio.

Like a wave ¿Qué echáis en falta en la ciudad?

N: Más apoyo. Gente que confíe y valore en lo que se está haciendo aquí. Y por otro lado más humildad. Nosotros tenemos la suerte de estar rodeados de gente muy positiva y que apuesta por compartir el conocimiento. Desgraciadamente todavía queda mucha mentalidad oscura y competitiva.

J: Cada vez se echan en falta menos cosas. Hay una clara tendencia a la mejoría en los últimos años.

Vosotros os dedicáis, entre otras cosas, al diseño gráfico. ¿Qué opinión tenéis del diseño andaluz?

N: ¿Se puede hablar de un diseño andaluz? A lo mejor se asocia a lo que edita un ayuntamiento para las fiestas populares, Semana Santa, Feria, etc. Eso es ligar el diseño a una tradición concreta. Dependiendo del ayuntamiento así rezumará más o menos caspa. Otra cosa son los buenos profesionales que se dedican al diseño en Andalucía. Hay mucha calidad. Y calidad hay en todas partes.

Vosotros habéis hecho mucho diseño publicitario en Sevilla ¿No creéis que ha habido una fractura entre cómo entiende el diseño la agencia y el diseñador?

J: El problema radica en que muchas agencias nacieron simplemente con el objetivo de copar el poco mercado que había en Sevilla. No con la intención de buscar la calidad y la excelencia.

N: Aquí ha primado el “postureo”. Los dueños de las agencias preferían tener una pedazo de oficina a estar al corriente con sus proveedores y trabajadores. A mi, particularmente me siguen debiendo dinero, jajaja.

Like a wave

Y cuándo había mucho presupuesto para las campañas, tanto Junta de Andalucía como empresa, las contrataban en Madrid o Barcelona.

N: Sí. Por ejemplo, las campañas de Cruzcampo se las llevaron a Barcelona, y entonces empezaron a sacar topicazos. Tópico tras tópico. Parecía que Andalucía era solo geranio y calle. Es como si nuestra idiosincrasia lo eclipsara todo.

J: Nos venden como nos ven desde fuera. Sin profundizar.

Claro, es como si todos fuésemos “mu grasiosos”.

N: Sí, quedamos así, como bufones. Aunque creo que eso se está perdiendo, hay algunos sectores de la sociedad que no ponen mucho de su parte para cambiar esa imagen.

¿Qué pensáis de la situación tan asimétrica que se ha generado con la crisis en el mundo de la publicidad? Empresas muy jóvenes están consiguiendo proyectos importantes y otras empresas, las tradicionales, han cerrado o menguado drásticamente su actividad.

J: Es consecuencia de esa fractura de la que hemos hablado antes. Nosotros hemos estado trabajando en esas agencias tradicionales que se han ido a pique. Desde dentro veías los fallos que se estaban cometiendo. Muchas de las nuevas agencias se han formado por ex-trabajadores de las “grandes” y han intentado a toda costa no repetir esos esquemas rancios. Han sabido optimizar recursos y habilidades. Priorizar la calidad sobre el beneficio. Hacer algo totalmente diferente, y eso da el pistoletazo de salida.

N: Las que perduran con ese concepto tan jerárquico están muertas de miedo. Y aunque pueda parecer que se estén transformando ante la situación, no es una adaptación honesta. Se rodean de equipos vulnerables. Son grandes vendedores de humo. En una reunión de restaurante, entre copa y puro de sobremesa te venden la moto, y luego todo el trabajo lo hace la hormiguita. Y lo que ha ocurrido es que la hormiguita se ha espabilado. Y ha dicho, me uno a otras hormigas como yo y monto mi propia empresa. Le resto a mi presupuesto el “postureo”, las copas y los puros, y ofrezco un producto más competitivo y cuidado.

J: Hay más botellín en todo caso, jajaja

Like a wave

Botellín es bien, ES BIEN. ¿Y vosotros cómo os habéis adaptado a esta situación?

N: Nosotros fue en ese momento cuando hicimos el cambio. Estábamos quemados de nuestra situación laboral. Hubo un momento que nos planteamos luchar por algo mejor y ser honestos con nuestro oficio. Aunque ganásemos menos dinero estaríamos más tranquilos. Porque a nosotros nos gusta mucho nuestro trabajo y queremos hacer cosas que nos gusten. En nuestros puestos anteriores había situaciones que no eran coherentes. Se perdían valores por el dinero. Estábamos hartos de marrones, de que un viernes, a eso de la una, el jefe de turno te pidiese algo sorprendente que llevaba sobre su mesa desde el lunes. Así que optamos por sobrevivir.

J: Había dos opciones. O buscábamos trabajar en otra empresa similar o lo intentábamos por nuestra cuenta. Nosotros vimos que era posible.Y empezamos a gestar la idea de trabajar juntos con otra metodología. Sin nombre y sin nada. Para nosotros fue algo positivo.

¿Qué hace “Like a Wave”?

N: Servicios integrales de comunicación. Suena como muy rimbombante pero es sencillo, ofrecemos soluciones creativas. Nosotros no hacemos paquetes comerciales, ni tenemos unas tarifas. Trabajamos diseño estratégico. Independientemente de lo que el cliente nos pida, le hacemos una auditoría. ¿Qué es su negocio y qué necesita? Y posteriormente llegamos a un acuerdo con él en cuanto a métodos y entregas. Jesús, al ser programador, normalmente se encarga de la parte técnica.

¿Tenéis un método “Like a Wave” de trabajo? J: No exactamente. Lo primero que hacemos es reunirnos con el cliente, para saber si lo que quiere realmente le hace falta o no. Cada encargo tiene unas características específicas, aunque en ocasiones puede haber puntos en común con otros proyectos. Ahí sí puede coincidir un método de trabajo. Pero realmente no tenemos un libro de estilo, un método definido. Varía según las exigencias.

140408_7705_MaasaiMagazineLikeaWave

¿Y qué hay de “LA MÁS GRANDE” en “Like a Wave”? ¿Hay algo de reivindicación en el nombre?

N: Bueno, va en esa línea, jajaja

J: Todo esto parte del simbolismo que tiene la canción “Como un ola” para nosotros, jajaja. En nuestro anterior trabajo siempre escuchábamos música. Teníamos un compañero que ponía todo tipo de géneros para amenizarnos las largas jornadas laborales. De repente, cuando menos te lo esperabas, sonaba LA MÁS GRANDE con ese temazo.

Al final se convirtió en nuestro himno de los viernes. Era la última canción que sonaba antes de partir de la oficina. Una exaltación de nuestra amistad fuera del trabajo y a la vez símbolo de liberación. Al fin y al cabo, crear nuestra agencia fue eso, una liberación. Y lo de ponerlo en inglés ya vino como rodado.

¿Nada de reivindicación en el nombre, en serio?

J: Somos conscientes de que ser del Sur y ser de barrio influye en nuestro trabajo. No renegamos de lo tradicional. Forma parte nosotros.

N: Innovar dentro del barrio. Ese es el concepto. Somos mucho de barrio. J: De comprar el pan con la señora en su bata de guatiné a tu vera.

N: Sí, y somos mucho de croqueta.

¿Creéis en una idiosincrasia andaluza? N: Bueno, sin caer en tópicos, sí hay una forma de ser andaluza. Somos muy apasionados y sociables. Aunque a veces se puede volver en nuestra contra fuera de aquí. El tiempo que estuve viviendo en Madrid tuve problemas para encontrar amigos, por la imagen de superficiales que tenían de nosotros.

J: Es una forma de vida. También influye el clima. A las 10 de la noche en verano es el momento para salir. Aquí las condiciones ayudan, jajaja.

Like a wave

Volviendo a “Like a Wave”, lleváis la comunicación y el diseño de eventos culturales, tanto no “oficialistas” como oficiales. ¿Encontráis mucha diferencia entre unos y otros?

J: Hay más holgura en lo no oficial. Suelen depositar más confianza en el estudio para que propongamos ideas que funcionen. Cuando es oficial normalmente hay un precedente que marca una línea límite. Es más difícil llevarlo al terreno del humor, un registro de comunicación que nos gusta mucho.

N: Nos gusta lo humorístico, pero no siempre lo usamos. Depende de si encaja estratégicamente en el proyecto. No queremos ser ese estudio que hace todo igual. Lo que hagamos va a estar justificado. Y yo creo que estos clientes independientes han contactado con nosotros por nuestra manera de entender la comunicación.

¿Vuestra relación con el mundo de la moda, es casual?

N: Totalmente casual. No te niego que nos interesa la moda. Y claro, cuando hay unos intereses comunes es más fácil entenderse y llegar a acuerdos. La relación es más fluida y estrecha.

Colaboráis con asociaciones andaluzas relacionadas con la cultura contemporánea. Admia (Asociación de Diseñadoras de Moda Independiente de Andalucía) y Garabattagge Ilustra (Asociación de Ilustradores de Sevilla) son algunas de ellas. ¿Creéis que es un buen momento para la cultura alternativa en Sevilla?

N: Sí, se palpa mucha actividad. ADMIA son profesionales, tienen un producto de suma calidad, pero es muy complicado para ellas. Cuando te hablan de moda alternativa lo primero que piensas es “ah! son hippies”. Y no. No tiene nada que ver. Les ha costado desvincularse de esa imagen. Lo han conseguido y además con una estrategia muy acertada.

J: Garabattage Ilustra es un punto de encuentro para los ilustradores y amantes de la ilustración de Sevilla. Es una consecuencia lógica de cómo está el sector. Los ilustradores están hartos de tener que buscar información fuera de Sevilla, por eso ha empezado a autogestionarse. Aún falta que se consolide, pero es una propuesta muy honesta.

N: Todavía falta un puntito de sincerdidad en Sevilla. Se está cayendo en un modelo de “moderno alienado” que solo frecuenta determinados sitios, restaurantes, calles. Alfalfa – Regina – Alameda. Bueno, aquí no incluímos la parte final de la calle Peral, donde solo hay chusma y perturbados (risas). Se están creando guetos culturales. Sería mucho más enriquecedor y sincero que los barrios se abriesen a esa oferta cultural y la hiciesen suya, que se convirtieran en contenedores culturales. Que la ciudad se reinventase. ¿Por qué no en Triana, o en San Pablo, o en Pino Montano?

Like a wave

Nazaret, tú vives en Triana, y Jesús, tú en San Pablo. ¿En estos barrios hay algo más allá de la tradición?

N: Claro que hay. En Triana está A pie de calle, especializada en fotografía. Por otro lado se están concentrando artesanos de la madera que trabajan el mueble, como Alexis Amador. Y los chicos de El Último Mono, especialistas en serigrafía, que han organizado una especie de coworking para artistas. Espacio hay para todos. También hay que tener en cuenta que los jóvenes se están marchando del centro por el precio de los alquileres.

J: En San pablo hubo un proyecto muy exitoso donde artistas urbanos pintaron murales en las fachadas de los edificios. Fue una idea muy buena de integrar arte contemporáneo y “barrio”.

¿La vida os ha enseñado más que la escuela? ¿Qué habéis estudiado?

J: Mi caso es un poco extraño. Yo estudié Derecho y Relaciones Laborales. Eran estudios que no me llenaba en absoluto. Así que decidí reorientar mi vida y formarme en diseño, especializándome en web. Comencé con un curso de FPE en la CEA. Sinceramente, no creo que la formación reglada me haya ayudado a organizar profesionalmente mi trabajo. Sí en cuanto a lo más básico, pero me aportó muchísimo más mi primer trabajo. Y por supuesto mis compañeros. Si la formación estuviese orientada a lo práctico sería mucho más efectiva.

N: Totalmente de acuerdo. Yo estudié BBAA, y si no llega a ser por un profesor que me aconsejó unas prácticas en una famosa agencia de publicidad, no sé qué hubiera hecho. Hay una desconexión total entre lo que estudias y el mundo laboral. El profesor universitario debe hacer algo más que cumplir con lo mínimo. Además, había muchos que te veían como un competidor suyo.

Like a wave

Por último una pregunta metafísica ¿Creéis que la palabra ROBORE hay que desirla más?

N: Indudablemente. Hay que rescatarla, y decir más “película de robore”, “robore de cosina”, “robore limpiadore”, de esos redonditos que le ponen gatitos encima dándole vueltas.

J: Y desguinse. Desguinse suena muy bien. Es muy armónico.

N: Y Alamismavé, o conformevá, a mi me gustan mucho. Ya sabéis, amigüitos y amigüitas, contrimás mejón, o no. Que ustedes lo disfruten y yo también. Voy a por una sultana de coco, o una cuña en su defecto. Sois unos crá.

Podéis encontrar a Like a Wave pinchando aquí

Por Alejandro Rojas // Fotos: Miguel Jiménez // Vestuario: La Importadora

  • Like a wave

Tags: , , , , , , , , , , ,

Trackbacks/Pingbacks

  1. Like a Wave entrevistados por LAB | Nazaret Escobedo | Diseño, Ilustración y Polaroid - 15/08/2014

    […] más, pásate por aquí para leer la entrevista y ver todas las fotos de aquel […]

Leave a Reply

2016_MonkeyWeek_FP100c_7_ig

Monkey Week en fotos

Este año se celebra la décima edición del Monkey Week, un festival de música que los maasais hemos tenido la […]

ellinchamientodigital

Usar las redes, caer en las redes

  Basilio Baltasar (Ed.). El linchamiento digital. Acoso, difamación y censura en las redes sociales. JotDown Books. 181 pp. «En […]

181010_181024_MaasaiMagazine_MiguelJimenez_PedroAlvarez

Pedro Álvarez Molina, documentalista de “La Peste”: Sevilla era Nueva York.

El año pasado, una serie ambientada en Sevilla sacudió nuestras pantallas. Más allá de un guión hipnótico y excelentes actuaciones, […]

Cartas renovadas_maasaimagazine

Colón: el fin como comienzo.

Cristóbal Colón. Cartas renovadas. Edición a cargo del colectivo Fut i Makak. West Indies Publishing Company. 130pp. Han pasado más […]

IMG_20180918_154825_MaasaiMagazine_ElTruco

El difícil arte de tomar decisiones

El difícil arte de tomar decisiones Víctor Barba. El truco. West Indies Publishing Company. 150pp. Todo el mundo ha pensado […]

LosNInosInvisibles_foto_MaasaiMagazine

El camino y las migas de pan

El camino y las migas de pan Bernardo Ortín. Los niños invisibles. Historias ilustradas. Jot Down Books. 147 pp. ¿Quiénes […]